Saltar al contenido
Medinaturales

SISTEMA NERVIOSO > Que Es, Funciones, Partes, Origen, Cuidados

mayo 16, 2019

Que es el sistema nervioso

El sistema nervioso comprende el cerebro, la médula espinal y el conjunto de todos los nervios
del organismo, y se considera dividido en dos partes, el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico.

El sistema nervioso central se compone del cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico
es una red nerviosa que sirve de enlace entre el cerebro y la médula espinal y el resto del organismo.
Desde un punto de vista funcional, el Sistema Nervioso se divide en.

La función del Sistema Nervioso, a grandes rasgos, sería captar y procesar rápidamente todo tipo de señales, controlando y coordinando a su vez, los demás órganos del cuerpo. De este modo, a través del Sistema Nervioso, logramos una interacción eficaz, correcta y oportuna.

Enfermedades del sistema nervioso

Las enfermedades más relevantes del sistema nervioso son las siguientes.

Esclerosis Puede ser múltiple o lateral.

Múltiple, se produce cuando los axones de las neuronas van perdiendo de manera progresiva
mielina, una sustancia encargada de trasladar los impulsos bioeléctricos a través del sistema nervioso,  sus síntomas son, tensión muscular, dolor, cansancio, debilidad y alteraciones perceptivas.

Lateral, l deterioro progresivo de las células motoras del sistema nervioso. Los músculos dejan de recibir impulsos nerviosos impidiendo el movimiento voluntario. También puede afectar a los
músculos del corazón y a la respiración.

Demencia

Cuando se produce esta enfermedad se da una progresiva degradación de las neuronas y de su funcionamiento habitual. Alzheimer o Parkinson son algunas de las enfermedades que conllevan
el desarrollo de una demencia.

Tumores

Pueden afectar al sistema nervioso, tanto si se originan en él como si éste se ve afectado por la metástasis de un cáncer en otra parte del organismo. Dentro de estos tumores podemos encontrar astrocitomas, glioblastomas, gliomas, meningiomas.

Los daños son causados tanto por la proliferación celular como por la ruptura de conexiones sinápticas o la compresión de las neuronas contra otras estructuras.

Síndrome de enclaustramiento

Este síndrome tiene su origen en lesiones del tronco del encéfalo o bien en las conexiones nerviosas. El sujeto está consciente pero no puede comunicarse ni moverse debido a la falta de conexión nerviosa entre cerebro y otras partes del cuerpo.

Esclerosis lateral amiotrófica

En esta enfermedad se produce un progresivo deterioro de las células motoras del sistema nervioso.
Así, con el paso del tiempo los músculos dejan de recibir impulsos nerviosos y terminan por atrofiarse. Ello impide el movimiento voluntario.

Asimismo, según el trastorno avanza puede llegar a afectar finalmente a los músculos cardíacos y respiratorios y producir la muerte.

Neuropatías diabéticas y otros trastornos metabólicos

Trastornos metabólicos como la diabetes mellitus provocar graves daños en los nervios y neuronas de todo el organismo. Las fibras nerviosas se van dañando, además de que los vasos sanguíneos no pueden dirigir correctamente el flujo debido a la incorrecta metabolización de la glucosa.

Estos problemas son especialmente visibles en las extremidades, sobretodo en las inferiores. También puede afectar a órganos como los ojos o incluso el corazón.

Infecciones

Las enfermedades infecciosas pueden afectar en gran medida al conjunto de neuronas y estructuras que configuran el sistema nervioso. El VIH y la sífilis no tratada pueden alterar y dañar las neuronas.

También el virus del herpes, los citomegalovirus y la rabia Es frecuente que se produzca encefalitis, meningitis, inmunodeficiencia que facilita la acción de otros virus y necrosis y muerte neuronal.

Mononeuropatías

Lesión en un nervio periférico por diversos mecanismos, como la compresión continuada, la presencia de infecciones o hemorragias.

Polineuropatías

Proceso inflamatorio de varios nervios que generan diversidad de síntomas como hormigueos o pérdida de control y de la sensibilidad, atrofia muscular, debilidad, diarrea, trastorno de la erección o alteraciones cardiorrespiratorias.

Traumatismos y seccionamientos

La presencia de golpes y lesiones puede provocar que los nervios y neuronas presentes en diferentes puntos del organismo queden dañados e incapaces de realizar sus funciones de manera habitual.

Se puede perder la percepción o el control de grupos musculares o incluso de órganos relevantes. Dependiendo del tipo de lesión puede incluso provocar un paro cardíaco y la muerte.

Disreflexia autonómica

Enfermedad producida por la lesión de la médula espinal y que una hiperactivación del sistema nervioso autónomo, además de un espectacular y peligroso aumento de la tensión arterial debido a la dificultad de regulación de la presión sanguínea en las zonas no inervadas.

Neuralgias

Grupo de enfermedades y trastornos del sistema nervioso que se caracterizan por la presencia de dolor derivado de una mal funcionamiento, pinzamiento o alteración de las vías nerviosas vinculadas a la percepción del dolor.

Cuales son las funciones del sistema nervioso

El sistema nervioso tiene tres funciones básicas: la sensitiva, la integradora y la motora.

Sensorial: Percibe los cambios internos y externos con los receptores u órganos receptivos. Los cambios incluyen una amplia gama de factores físicos como la luz, presión o concentración de sustancias químicas disueltas.

Integradora: Analiza la información sensorial y toma las decisiones apropiadas. Se activa o modifica por la información que está almacenada y se recupera de la memoria.

Motora: Provoca respuestas de músculos o glándulas. El sistema nervioso puede estimular músculos y glándulas para que actúen o inhibirlos.

Cuales son las funciones del sistema nervioso central.

El Sistema Nervioso Central es como si fuese un ordenador al que llegan todos los impulsos nerviosos, para procesarlos y volver a enviarlos en forma de órdenes hacia el organismo, consta de dos partes fundamentales, el encéfalo y médula espinal.

ENCÉFALO

El encéfalo es un compuesto de tejido nervioso que contiene de 15.000 a 33.000 millones de neuronas, está recubierto por las meninges duramadre, piamadre y aracnoides, y que está protegido por el cráneo.

Este órgano está dividido en 3 partes.

Cerebro
Es una masa nerviosa que tiene dos hemisferios, el derecho procesa y expresa la información sensorial y espacial y el izquierdo procesa información analítica y secuencial, que están separados por una fisura pero ambos compuesto por varios lóbulos, cada uno dedicado a un proceso mental.

Cerebelo
Está en la nuca, se encarga de recibir la información del cerebro y de la médula espinal y la envía a todas las partes del cuerpo. Se encarga de coordinar los músculos y el equilibrio, controla la respiración, la frecuencia cardíaca y la presión arterial, la deglución, la fonación, las náuseas y los vómitos, y el sistema para despertar.

Está compuesto por una sustancia blanca, encargada de transportar información nerviosa, y una sustancia gris, que elabora las respuestas adecuadas a los diferentes estímulos.

Tronco del encéfalo
Es la parte que une la médula espinal con el encéfalo, además de comunicar el cerebro, la médula espinal y los nervios periféricos, controla la respiración, el ritmo cardíaco y la localización del sonido.

MÉDULA ESPINAL

La médula espinal es un cordón nervioso protegido por la columna vertebral que comunica al encéfalo con el resto del cuerpo, transportando las señales eléctricas en ambas direcciones. Consta de 4 partes.

Cervical
Consta de 7 vértebras cada una compuesta por 2 partes, el cuerpo y el arco neuralque protege a la médula.

Es la zona implicada en la flexión, extensión y giro de la cabeza, y en ella están los nervios cervicales correspondientes a cada vértebra, cabeza y cuello, diafragma, deltoide, bíceps, extensor de muñeca,
y manos.

Torácica o Dorsal
Zona del pecho compuesta por 12 vértebras que permiten la rotación de las costillas, movimiento hacia delante y hacia atrás implicando los nervios torácicos de los músculos del pecho y los músculos abdominales.

Lumbar
Son 5 vértebras las que componen esta zona y trabajan conjuntamente con la zona sacra para permitir las flexiones hacia delante y las extensiones hacia atrás y lados, controlando los nervios lumbares de los músculos de las piernas.

Sacra
También está compuesta por 5 vértebras asociadas a los nervios sacros aunque éstas están fusionadas, que terminan con el hueso sacro o el cóccix que actúa en los movimientos y como amortiguador.

Cualquier lesión en la médula espinal trae graves consecuencias porque implica daño en los nervios centrales del cuerpo humano, y ello conlleva la nulidad de esas funciones para el individuo pudiendo quedarse inmóvil o discapacidad.

¿Qué es el sistema nervioso central?

El sistema nervioso central es una estructura que está formada por el encéfalo, que es la parte del sistema nervioso central ubicado en el cráneo y por la médula espinal (ubicada dentro y a lo largo de toda la columna vertebral.

El sistema nervioso central se encarga de la organización de los aparatos respiratorio, digestivo. Este sistema tiene la función de coordinar, integrar y controlar al organismo. Se encarga, también, de la recepción de los estímulos que pueden llegar tanto desde el exterior como de los órganos del mismo organismo.

También el sistema nervioso central se encarga de procesar dicha información y elaborar respuestas respectivamente. La información que recibe el sistema nervioso central es procesada por unas células que reciben el nombre de neuronas.

¿Qué es sistema nervioso periférico?

Los componentes de esta red neural en relación al sistema nervioso central. Las neuronas y las fibras
que componen el sistema nervioso periférico conectan el cerebro y la médula espinal con el resto del organismo, haciendo posible el intercambio de señales electroquímicas con todo el cuerpo.

El sistema nervioso periférico consta de dos subdivisiones, el sistema nervioso autónomo, que controla los órganos internos, la musculatura lisa y funciones fisiológicas como la digestión, y el somático, compuesto principalmente por los nervios craneales y espinales.

A diferencia del sistema nervioso central, el periférico no se encuentra protegido por el cráneo, la columna vertebral y la barrera hematoencefálica. Esto hace que sea más vulnerable a distintos tipos de amenaza, como las lesiones o la exposición a toxinas.

Los cuidados del sistema nervioso

Descubriremos cómo a través de la alimentación y determinados hábitos puedes mantener sano tu sistema nervioso sin mayores complicaciones.

1. Alimentación equilibrada

Frutas y verduras: consumirlas crudas o en jugos y batidos.
Legumbres.
Huevo.
Cereales integrales: avena, mijo, quinoa, arroz, etc.
Bebidas vegetales.
Frutos secos sin freír ni salar.
Frutas secas sin azúcar.
Semillas germinadas.
Algas.
Setas.

La carne y el pescado, siempre que sean de calidad, comer de acuerdo a las necesidades nutricionales de cada persona. Es importante combinar la proteína vegetal con la animal, para no abusar de esta última.

2. Suplementos para el sistema nervioso

Hay suplementos que nos pueden ayudar en temporadas que nos sintamos nerviosos, que no descansemos bien o estemos viviendo momentos complicados. Podemos tomarlos de uno a tres meses y luego descansar.

Levadura de cerveza.
Germen de trigo.
Polen.
Magnesio.
Espirulina.

3. Sueño reparador

Dormir bien es fundamental para que el organismo se recupere y nos levantemos con energía. Para ello debemos evitar que algo impida el sueño y acostumbrarnos a estos buenos hábitos.

Cenar antes de las 8 de la tarde y siempre alimentos ligeros, de fácil digestión.

No tomar estimulantes en la cena, como bebidas de cola, azúcar blanco, café o alcohol.

Evitar la fruta por la noche, excepto la pera, la manzana, la papaya o la piña.

Realizar alguna actividad relajante antes de acostarnos, como leer, escuchar música clásica, hacer estiramientos o meditación.

No acostarnos pensando en las preocupaciones del día, sino visualizar imágenes relajantes y con pensamientos positivos.

4. Ejercicio

El ejercicio es un gran armonizador del sistema nervioso. Sus efectos positivos son inmediatos, ya que el día que realizamos ejercicio podemos sentir cómo beneficia a nuestro estado de ánimo.

Si durante el día tenemos una rutina muy sedentaria elegiremos con preferencia ejercicios de tipo cardiovascular, con una intensidad adaptada.

Si durante el día hemos realizado ejercicio físico, optaremos por deportes más relajantes y estiramientos, como yoga, taichí, pilates.