Saltar al contenido
Medinaturales

SÍNTOMAS DE UN EMBARAZO > Síntomas, Dolor, Nauseas, Y MaS

mayo 22, 2019

¿Cómo ocurre el embarazo?

Para que ocurra un embarazo, el esperma necesita encontrarse con un óvulo. El embarazo comienza oficialmente cuando un óvulo fecundado se implanta en el revestimiento del útero. Toma hasta 2 A 3 semanas después de tener sexo para que ocurra un embarazo.

¿Cómo quedan embarazadas las personas?

Los espermatozoides son células microscópicas que se producen en los testículos. El esperma se mezcla con otros fluidos para formar el semen. Millones y millones de espermatozoides salen cada vez que hay eyaculación, pero solo se necesita que 1 espermatozoide se encuentre con un óvulo para que se produzca un embarazo.

Los óvulos se alojan en los ovarios y las hormonas que controlan el ciclo menstrual hacen que algunos óvulos maduren cada mes. Cuando el óvulo está maduro, significa que está preparado para ser fecundado por un espermatozoide.

Estas hormonas también hacen que el revestimiento del útero se ponga grueso y esponjoso, lo que prepara al cuerpo para el embarazo. Aproximadamente en la mitad del ciclo menstrual, un óvulo
maduro sale del ovario esto se llama ovulación y viaja a través de la trompa de Falopio hacia el útero.

El óvulo permanece allí durante unas 12 a 24 horas, moviéndose lentamente por la trompa de Falopio por si hay algún espermatozoide en los alrededores. Si entra semen en la vagina, los espermatozoides nadan a el cuello uterino y el útero hasta entrar a las trompas de Falopio en busca de un óvulo. Tienen hasta 6 días para encontrar un óvulo antes de morir.

Si un espermatozoide se une a un óvulo

El óvulo fecundado se desplaza por la trompa de Falopio hasta el útero. Comienza a dividirse cada vez en más y más células, y forma una bola a medida que crece. Esta bola de células llamada blastocisto llega al útero entre 3 y 4 días después de la fecundación.

Esta bola de células flota en el útero durante otros 2 o 3 días. Si se adhiere al revestimiento del útero, esto se denomina implantación, y es cuando comienza oficialmente el embarazo.

La implantación suele comenzar alrededor de 6 días después de la fecundación y tarda de 3 a 4 días en completarse. El embrión se desarrolla a partir de las células dentro de la bola, y la placenta se desarrolla a partir de las células en la parte externa de la bola.

Si el óvulo no se encuentra con un espermatozoide, o si un óvulo fecundado no se implanta en el útero, el grueso revestimiento del útero no es necesario y se desprende del cuerpo durante el periodo menstrual. Hasta la mitad de los óvulos fecundados no llega a implantarse naturalmente en el útero, y son expulsados del cuerpo durante el periodo menstrual.

Signos y síntomas clásicos del embarazo

Los signos y síntomas más frecuentes del embarazo pueden ser los siguientes.

Ausencia del período menstrual. Si estás en edad fértil y pasa una semana o más sin que empiece tu ciclo menstrual, podrías estar embarazada. No obstante, si tu ciclo menstrual es irregular, este síntoma puede ser engañoso.

Pechos adoloridos e hinchados. Los cambios hormonales podrían ocasionarte dolor y sensibilidad en los pechos. Es probable que las molestias disminuyan después de unas semanas, a medida que el cuerpo se adapta a los cambios hormonales.

Náuseas con vómitos o sin ellos. Las náuseas matutinas, pueden producirse en cualquier momento del día o de la noche, suelen aparecer al mes de quedar embarazada. Sin embargo, algunas mujeres las sufren antes, mientras que otras nunca las tienen.

Aumento de la cantidad de micciones. Es posible que orines más de lo habitual. Durante el embarazo, aumenta la cantidad de sangre en el cuerpo, lo que hace que los riñones deban procesar líquido adicional que se acumula en la vejiga

Fatiga. Es uno de los primeros síntomas del embarazo. Al comienzo del embarazo, los niveles de la hormona progesterona aumentan mucho, lo que puede hacerte sentir soñolienta.

Otros signos y síntomas del embarazo

Síntomas menos evidentes del embarazo que puedes presentar durante el primer trimestre incluyen los siguientes.

Humor cambiante. La secreción de hormonas en el cuerpo al principio del embarazo puede hacer que estés inusualmente sensible y llorona. Los cambios del estado de ánimo también son frecuentes.

Distensión abdominal. Los cambios hormonales al principio del embarazo pueden hacer que te sientas hinchada, de modo similar a como te sientes al inicio de un período menstrual.

Manchado leve. Es uno de los primeros signos de embarazo y ocurre cuando el óvulo fertilizado se adhiere al revestimiento del útero, aproximadamente de 10 a 14 días después de la concepción. El sangrado de implantación se presenta cerca del momento del período menstrual.

Cólicos. Algunas mujeres tienen espasmos uterinos leves al comienzo del embarazo.

Estreñimiento. Los cambios hormonales hacen que el aparato digestivo se vuelva más lento, lo que puede causar estreñimiento.

Repugnancia por los alimentos. Es posible que te vuelvas más sensible a determinados olores, y el sentido del gusto puede cambiar. Al igual que preferencias por ciertos alimentos pueden atribuirse a los cambios hormonales.

Congestión nasal. El aumento en los niveles hormonales y en la producción de sangre puede hacer que las membranas mucosas de la nariz se hinchen, se sequen y sangren con facilidad. Esto puede hacer que tengas congestión nasal.

¿Cuáles son las etapas del embarazo?

El embarazo dura en promedio 40 semanas se dividen en tres trimestres. Cada trimestre dura un poco más de 13 semanas. Durante el primer trimestre, probablemente tengas muchos cambios en tu cuerpo, incluyendo los siguientes.

Cansancio
Inflamación, sensibilidad en los senos
Nauseas matutinas
Antojos o repelencia por ciertos alimentos
Cambios de humor
Estreñimiento
Orina más frecuente que lo usual
Dolor de cabeza
Acidez
Pérdida o aumento de peso

La mayoría de estos síntomas desaparecen cuando llegas al segundo trimestre. Aquí es cuando tu panza se pone más grande y sientes mover al feto. También puede que percibas algunas de estas cosas.

Dolores musculares
Estrías
Una línea en tu piel que va desde tu ombligo hasta tu hueso púbico
Parches de piel oscura
Manos adormecidas o con cosquilleo
Rasquiña en tu abdomen, palmas y pies
Hinchazón de tus tobillos, dedos o cara

En el tercer trimestre puede que continúen algunos de estos síntomas.

Falta de aire
Necesidad de orinar con más frecuencia
Hemorroides
Goteo de per-leche acuosa, llamada calostro
Panza salida
Dificultad para dormir
Movimientos del bebé en tu abdomen bajo
Contracciones

Ejercicio en el embarazo

Durante el embarazo, la práctica de ejercicio físico es una de las cuestiones que más dudas provoca en las embarazadas, que se hacen preguntas como. Puedo seguir practicando deporte, Con qué frecuencia e intensidad? De qué manera puede afectarnos el ejercicio físico al bebé o a mí.

En la actualidad, el ejercicio físico forma parte del estilo de vida de muchas mujeres, independientemente de su nivel de entrenamiento, es ideal que durante el embarazo la mujer tenga una visión amplia y completa de todas las posibilidades para que practicar deporte resulte seguro, tanto para ella como para su bebé.

Beneficios del ejercicio físico durante el embarazo

El ejercicio favorece el parto.
Disminuye el dolor lumbar.
Previene la aparición de diabetes en el embarazo.
Previene el aumento excesivo de peso en la embarazada.
Mejora el crecimiento de la placenta.
Tiene importantes beneficios psicológicos.

¿Qué tan precisas son las pruebas de embarazo?

Las pruebas de embarazo son muy precisas si se usan de manera correcta. Las pruebas de embarazo que se consiguen en las farmacias funcionan 99 de 100 veces. Son tan precisas como la prueba de embarazo en orina que te harías en el consultorio del médico.

¿Qué tan pronto puedo hacerme una prueba de embarazo?

Te puedes hacer una prueba de embarazo en cualquier momento después de tener un retraso, en ese momento es cuando funcionan mejor. Es una buena idea hacerte una prueba lo antes posible si notas que tienes un retraso o piensas que puedes estar embarazada.

¿Qué debo hacer si el resultado de la prueba de embarazo es positivo?

Si te haces una prueba de embarazo y el resultado es positivo, eso significa que estás embarazada. Siempre puedes hacerte otra prueba para saber con seguridad.

Puede que prefieras ir a una clínica de planificación familiar o a un centro de salud local para hacerte una prueba de seguimiento. Allí hablarán contigo acerca de tus opciones de embarazo y te ayudarán a conseguir la atención que necesitas.

Consejos para una alimentación sana en el embarazo

La nutrición de la futura mamá es clave para tener un embarazo saludable. La gestación es una etapa con necesidades nutricionales especiales que debe satisfacer a través de una dieta equilibrada. La mejor dieta  es una dieta variada y completa, con alimentos que aporten nutrientes de calidad.

Consumir varias raciones al día
Consumir pequeñas raciones varias veces al día para favorecer la digestión y combatir la pesadez y la acidez de estómago. En lugar de hacer ingestas copiosas, haz más comidas a lo largo del día y mastica bien los alimentos.

Nutrientes esenciales
Es necesario que ingiera algunos nutrientes imprescindibles para un correcto desarrollo del bebé. No puede faltar el calcio, para un adecuado desarrollo óseo, el hierro, para la formación de los glóbulos rojos, el ácido fólico para prevenir defectos congénitos, el yodo y el omega 3, para un mejor desarrollo cerebral y cognitivo.

Mantenerse hidratada
El consumo de agua es muy importante así como de otros líquidos, para mantener la hidratación adecuada. Facilita la digestión, la eliminación de toxinas y ayuda a aliviar las principales molestias del embarazo como el dolor de cabeza, el estreñimiento.

EAlimentos seguros
Pescado: Fuente importante de omega 3 y omega 6, nutrientes imprescindibles,Por tanto, se recomienda pescados azules y blancos que se pueden consumir con total seguridad como el atún blanco, el salmón, la merluza y el lenguado. No se recomienda el consumo de pescado crudo como sushi o sashimi.

Jamón: ha estado siempre asociado al riesgo de toxoplasmosis pero investigaciones recientes descartan esta relación. Si el jamón está bien curado y tratado parecen no existir riesgos. De todos modos, seguid las recomendaciones del médico.

Huevos: cocinar huevos con seguridad para minimizar al máximo el riesgo de intoxicaciones por contaminación alimentaria como la salmonella. Deben estar bien cocidos.

Alimentos que no pueden faltar en la dieta de la embarazada
Hay que priorizar los alimentos, no pueden faltar al menos cinco piezas de frutas y verduras. Son esenciales por su aporte en vitaminas y minerales, sobre todo las verduras de hoja verde lechuga, espinaca, acelga y frutas como la naranja, que son algunos de los alimentos ricos en ácido fólico y otras ricas en vitamina C que contribuye a una mejor absorción del hierro.

Cuidarse antes y después del embarazo
Por último, recordar que una alimentación sana debería ser una conducta de vida no sólo restringirla al período de gestación. Una dieta sana antes del embarazo es importante para evitar defectos congénitos en el bebé además de estar mejor preparado el cuerpo de la mujer para afrontar el adecuado desarrollo del bebé.

Después del embarazo y durante el período de lactancia, las demandas fisiológicas de la mujer también aumentan, y por tanto una alimentación sana y equilibrada, rica en nutrientes, es necesaria para poder ofrecerle a su vez al bebé, a través de la leche materna, la mejor alimentación.