Saltar al contenido
Medinaturales

PARÁSITOS INTESTINALES »Síntomas, Causa, Remedios caseros, Prevención

mayo 11, 2019

¿Que son los parásitos intestinales?

Un parásito es un microorganismo o animal pequeño que vive dentro de o sobre otro organismo y se nutre de él. Un parásito no puede vivir por sí solo. Los parásitos incluyen a las pulgas, los piojos y los gusanos. Las enfermedades parasitarias incluyen infecciones por protozoos (organismos unicelulares como los agentes causales de la malaria), helmintos (gusanos) y artrópodos (como el responsable de la sarna).

La infección por oxiuro es el tipo de infección por parásitos más frecuente en los Estados Unidos y una de las más frecuentes en todo el mundo. Los oxiuros son delgados y blancos, y miden alrededor de 1/4 de pulgada a 1/2 pulgada (alrededor de 6 a 13 milímetros) de largo.

Mientras la persona infectada duerme, los parásitos hembra ponen miles de huevos en los pliegues de la piel alrededor del ano. La mayoría de las personas infectadas con oxiuro no tienen síntomas, pero algunas tienen picazón en el ano o sueño intranquilo.

La infección por oxiuro se produce con más frecuencia en niños en edad escolar, y los huevos microscópicos se diseminan fácilmente de niño a niño. El tratamiento implica tomar medicamentos orales que matan los oxiuros y lavar minuciosamente los pijamas, la ropa de cama y la ropa interior. Para obtener mejores resultados, toda la familia debe recibir tratamiento.

Como su nombre lo indica, los parásitos intestinales viven en los intestinos. Los parásitos intestinales son generalmente protozoos (como Giardia) o gusanos (como oxiúridos o tenias) que ingresan al cuerpo de su niño y usan el intestino como refugio. El parásito vive en el intestino u otras partes del cuerpo y suele reproducirse, pudiendo causar síntomas o infección.

Síntomas de los parásitos

Si bien algunos niños nunca desarrollan signos ni síntomas, pueden ser portadores del parásito y diseminarlo a través de sus heces. En el caso de los niños que se enferman, los síntomas pueden incluir:

diarrea acuosa
heces blandas y de apariencia aceitosa
cansancio
retorcijones estomacales
hinchazón
náuseas
notable pérdida de peso

La giardiasis no se caracteriza por la presencia de sangre y mucosidad en las heces. Los síntomas generalmente se presentan alrededor de las dos semanas después de la infección. Con el tratamiento, los síntomas pueden mejorar en seis semanas. La mayoría de los niños nunca necesita tratamiento. El parásito responsable (Giardia lamblia) se puede encontrar en ríos, corrientes y lagos, o en suministros municipales de agua, piletas de natación y estaciones termales. La infección también se puede transmitir a través de alimentos contaminados o del contacto persona a persona. Los parásitos también se pueden encontrar en las heces de animales.

En general, los niños que tienen oxiúridos no suelen presentar síntomas. Pueden padecer una gran picazón alrededor del ano, especialmente de noche. Es posible que no logren conciliar el sueño. También pueden estar malhumorados debido a la irritación. Es probable que usted vea al gusano adulto alrededor del ano de su niño, en su ropa interior o en sus pañales, o en el inodoro después de ir al baño.

¿Que causa los parásitos en las personas?

El tragar o inspirar por accidente huevos de parásitos intestinales causa una infección por parásitos intestinales. Los huevos microscópicos pueden llegar a la boca a través de alimentos y bebidas contaminados, o a través de los dedos. Una vez que se tragan, los huevos eclosionan en los intestinos y maduran hasta convertirse en gusanos adultos al cabo de unas semanas.

Los parásitos intestinales hembra pasan a la zona anal para poner sus huevos, lo que a menudo provoca picazón anal. Cuando te rascas la zona donde hay picazón, los huevos se adhieren a los dedos y se meten debajo de las uñas.

Luego, los huevos se transfieren a otras superficies, como juguetes, ropa de cama o asientos de inodoros. Los huevos también pueden transferirse de los dedos contaminados a alimentos, líquidos, ropa o a otras personas.

Los huevos de parásitos intestinales pueden sobrevivir de dos a tres semanas en las superficies.

Los oxiúridos pueden transmitirse fácilmente entre los niños. Cuando un niño se rasca en un área infectada, puede llevar los huevos a sus dedos o a la parte inferior de sus uñas. La transmisión de la infección ocurre cuando el niño infectado pasa los huevos a otro niño, y éste los traga sin saberlo.

Los oxiúridos también pueden transmitirse en forma indirecta. Los huevos de una persona infectada pueden adherirse a juguetes, asientos de inodoro, vestimentas o ropa de cama.

Un niño puede contraer una infección al tocar los huevos y llevarlos a su boca. Los niños son más propensos a contraer oxiúridos en climas más templados y en guarderías.

¿Como eliminar los parásitos intestinales?

AJO
Es un alimento medicinal que funciona como un antibiótico natural y ayuda a prevenir muchísimas enfermedades. En el caso de los parásitos también es muy efectivo y el único problema que tiene es su olor y que hay personas que no lo digieren bien. Para aquellas que lo toleren bien, puede comer ajo crudo por las mañanas. Otra opción es hacer la cura tibetana del ajo.

SEMILLAS DE CALABAZA
Son uno de los alimentos más potentes que tenemos para prevenir y eliminar los parásitos. Las tienes que tomar crudas, sin tostar, y preferiblemente en ayunas. También, puedes preparar una bebida vegetal similar a la horchata triturando 50 gr. de semillas de calabaza junto con 250 cc. de agua. Puedes endulzar la bebida con un poco de stevia.

ACEITE ESENCIAL DE ORÉGANO DE USO ORAL
El aceite esencial más eficaz para eliminar parásitos es el de orégano, pero al comprarlo deberemos especificar que sea de uso oral, ya que si no podría ser tóxico. Tomaremos una gotita diaria, mejor en ayunas, mezclada con un poco de aceite vegetal.

FLORA INTESTINAL
Los parásitos intestinales alteran la flora intestinal y suelen proliferar cuando esta no está equilibrada. Por eso conviene tomar probióticos para repoblar la flora intestinal y prevenir y combatir los parásitos. Los podemos comprar en farmacias y herbolarios y tomar a temporadas.

PLANTA DE HIDRASTIS
Esta planta es utilizada desde tiempos remotos. Tomada en infusión, puede acabar con los parásitos que comprometen tejidos membranosos del cuerpo. Por otro lado, también es utilizada como remedio para el estreñimiento, para aliviar las hemorroides, como antibiótico natural contra bacterias como la E. Coli. Pese a sus indiscutibles beneficios, la Hydrastis canadensis, tal es su nombre, se encuentra en peligro de extinción. Crece solamente en Canada y en los Estados Unidos.

Parásitos intestinales síntomas y tratamientos

A menudo, la gente tiene infecciones por oxiuros sin saberlo. Cuando hay síntomas, el más frecuente es el picor alrededor del ano y el sueño inquieto. Los picores suelen ser peores por las noches porque las lombrices se desplazan al área que hay al final del recto (el ano) para poner sus huevos. En las chicas, las infecciones por lombrices se pueden extender al área de la vagina y provocar flujo vaginal. Si, debido al rascado, se producen roturas en la piel, esto puede conducir a infecciones bacterianas en la piel afectada.

Si su hijo tiene una infección por oxiuros, usted es posible que le vea lombrices en la región anal, sobre todo si le presta atención unas 2 o 3 horas después de que su hijo concilie el sueño. También es posible que vea las lombrices en el váter cuando su hijo vaya de vientre. Parecen pequeños trozos de hilo blanco y son realmente pequeños, con la longitud aproximada de una grapa. También es posible que los vea en la ropa interior de su hijo cuando se levante por la mañana.

Epazote
La mejor y más efectiva forma de preparar esta planta es mediante una infusión de té. Este remedio natural contra los parásitos es muy utilizado en México, de donde además es originaria.

Más allá de combatir estos agentes patógenos intestinales, también interviene en tratamientos contra otras afecciones, como el asma, el catarro, la amenorrea y la malaria. No obstante, está contraindicada para embarazadas y personas con insuficiencia renal.

Semillas de calabaza
Estas semillas se utilizan —especialmente— para eliminar las tenias intestinales. La dosis recomendada es de 700 gramos para un adulto.

La manera correcta de prepararlas es molidas y mezcladas con el jugo de una fruta; dos horas antes de tomar esta preparación, se debe tomar un laxante, por lo que se recomienda consultar con el médico antes de hacerlo. Es, sin dudas, una manera efectiva de limpiar los intestinos.

Parásitos intestinales en adultos

Los parásitos son microorganismos que se alimentan de otro organismo vivo, que es el huésped, en el cual viven y del cual se aprovechan. Para poder vivir y multiplicarse, se alimentan de sus nutrientes y energía.

Basados en los sorprendentes resultados de los últimos estudios epidemiológicos se cree que las lombrices intestinales se encuentran en el 80% de la población adulta. Estos parásitos infectan a millones de personas, lo cual significa que cualquiera puede tenerlos sin haberse percatado de ello ni tan siquiera haberlo sospechado.

El número más alto de lombrices se presenta en un colon obstruido, en cuyas sustancias de desecho adheridas, podemos encontrarlas de varios tamaños.

Ciertas lombrices aparecen particularmente en la parte alta del intestino delgado y causan inflamación en esta zona. Como resultado de la inflamación, se produce gas e hinchazón de vientre.

Pero no se alojan únicamente en intestino delgado y grueso, también pueden depositar sus huevos en cualquier otra parte del cuerpo (dependiendo de la especie) por ejemplo, pueden instalarse en el estómago y subir al esófago, o en los pulmones, en el hígado, llegar incluso al cerebro y a los ojos , viajar por la sangre y debajo de la piel. Además, pueden tratarse de varias especies diferentes al mismo tiempo.

Hay dos grandes grupos de lombrices que según la forma de su cuerpo, se dividen en: Nematodos (lombrices redondas), como el oxiuro (Enterobius vernicularis) o la lombriz intestinal gigante (Ascaris lumbricoides). Cestodos, que tienen un cuerpo aplanado, como la tenia (Taenia saginata), que puede medir varios metros de largo, o el Hymenolepis nana, un diminuto cestodo que se presenta en los niños.

Síntomas de parásitos en niños

El síntoma más frecuente que producen las lombrices es el picor anal, especialmente por la noche, que es cuando las hembras ponen los huevos. A causa de ello el niño suele tener un sueño intranquilo, despertares nocturnos frecuentes, e incluso terrores nocturnos. Como consecuencia del rascado se pueden producir erosiones cutáneas que a veces pueden también contaminarse, dando lugar a infecciones en la piel.

En las niñas los gusanos pueden parasitar también por proximidad el área vaginal, dando lugar a picor vaginal, cambios en. El flujo, e incluso molestias al orinar, síntomas muy parecidos a una infección de orina, con la que puede confundirse.

Uno de los síntomas que los padres describen con frecuencia es el bruxismo o rechinar de dientes durante el sueño. Este síntoma asociado a picor anal en un niño pone en alerta rápidamente al pediatra para detectar la presencia de lombrices.

El método para saber si el niño tiene lombrices es muy sencillo, ya que consiste simplemente en buscar los parásitos en las heces. Otra opción es separar las nalgas del niño con las manos para verlos aparecer en los márgenes del ano, especialmente. Por la noche.

Por último, se puede realizar el test de Graham, que consiste en colocar papel adhesivo en la región anal y. Retirarlo unas horas más tarde, para observar a través del microscopio si han quedado adheridas al mismo.

Remedio caseros para los parásitos

Leche con menta
Un buen remedio casero para los parásitos intestinales es la leche aromatizada con hojas de menta piperita en ayunas porque es una planta medicinal con acción antihelmíntica natural que mata y elimina los parásitos.

Ingredientes
4 tallos y 10 hojas verdes de menta piperita;
100 ml de leche descremada;
1 cucharada de miel.
Método de preparación

Colocar la leche y la menta piperita en una olla hasta que hierva. Después se debe dejar la mezcla enfriar y añadir la miel. La leche debe tomarse tibia 1 hora antes del desayuno y el proceso debe repetirse 7 días después, totalizando 2 dosis.

Té de ruda con semillas de papaya
El remedio casero con papaya y ruda es óptimo en el tratamiento de gusanos, pues la ruda es un potente antihelmíntico.

Ingredientes
1/2 cucharada de las semillas de la papaya;
1 cucharada de hojas secas de ruda;
1 taza de agua.
Método de preparación

Colocar los ingredientes en una olla y dejar hervir. Después se debe colar y beber tibio, durante el día.

Tipos de parásitos intestinales

Blastocystis hominis
Blastocystis hominis es un parásito pequeño que se encuentra en las heces de niños sanos o niños con diarrea o dolor estomacal. La infección por lo general mejora por su cuenta.

Dientamoeba
Dientamoeba vive en el intestino. Se propaga a través de aguas o alimentos contaminados. Dientamoeba no provoca enfermedad.

Ascaris
Ascaris es un tipo de nematodo (gusano redondo) que produce una infección llamada ascariasis. Los gusanos pueden medir hasta 41 centímetros. Este parásito sólo es grave cuando el cuerpo se infesta con cientos de gusanos. En este caso, el niño desarrollará síntomas.

Amebas
La amebiasis se produce cuando entran amebas al organismo de su niño y se multiplican allí. Esta infección puede no mostrar síntomas. La infección grave, que es infrecuente, produce síntomas como fiebre, diarrea, ictericia o pérdida de peso.

Tenias
Las infecciones por tenias son provocadas por aguas o alimentos contaminados. El individuo se infecta ingiriendo huevos de tenia, que se desplazan desde el intestino para formar quistes en tejidos y órganos corporales. Las larvas de tenia pueden crecer y dar tenias adultas, que viven en el intestino.

Síntomas de parásitos en la cabeza

Los síntomas abdominales pueden manifestarse uno o dos días después de la infección. Otros síntomas generalmente se manifiestan de dos a ocho semanas después de la infección. La gravedad de los síntomas generalmente depende de la cantidad de larvas consumidas en la carne infectada.

Los casos leves de triquinosis (aquellos en los que hay una pequeña cantidad de parásitos en el cuerpo) pueden causar signos o síntomas no identificables. Los síntomas se pueden manifestar con una infestación moderada o abundante y, en ocasiones, evolucionan a medida que los parásitos se trasladan dentro del cuerpo.

Tú tragas larvas de triquina cubiertas por un quiste. Los jugos digestivos disuelven el quiste, y el parásito se libera dentro del cuerpo. Las larvas luego penetran la pared del intestino delgado, donde maduran, se convierten en lombrices adultas y se aparean. En este estadio, es posible que tengas:

Diarrea
Dolor abdominal
Fatiga
Náuseas y vómitos

Alrededor de una semana después de la infección, los parásitos hembras adultos producen larvas que atraviesan la pared intestinal, entran al torrente sanguíneo, y finalmente se introducen en el músculo y otro tejido. Esta invasión en el tejido puede causar lo siguiente:

Fiebre alta
Dolor y sensibilidad muscular
Hinchazón en los párpados o el rostro
Debilidad
Dolor de cabeza
Sensibilidad a la luz
Ojo rojo (conjuntivitis)

¿Como saber si tengo parásitos intestinales?

Los parásitos intestinales son, en la mayoría de los casos, muy difíciles de detectar. Como hemos indicado, los síntomas pueden confundirse con otras patologías o con simples malestares.

Por eso es importante conocer estos signos del cuerpo. Si estos permanecen sin causa aparente, deben ayudarnos a encontrar la causa.

A continuación vamos a repasar cuáles son estos síntomas. Algunos de ellos son muy frecuentes y hay otros que te sorprenderán. Si tienes dudas te recomendamos que visites a tu médico lo antes posible.

Uno de los síntomas más frecuentes de quienes tienen parásitos intestinales son los trastornos digestivos frecuentes. Predominan las diarreas o el estreñimiento, los gases y la hinchazón.

El problema es que muchas personas sufren de manera habitual estas molestias. Además, pueden deberse a diferentes causas. Por eso debemos prestarles atención cuando nos estamos alimentando de manera equilibrada y, no obstante, seguimos sufriendo estos trastornos.

Alteración del apetito
Todos podemos tener alteraciones del apetito por diferentes motivos. No obstante, este es uno de los síntomas de la parasitosis. Cuando sufrimos un exceso o falta de apetito exagerado y sin conocer la causa. Esto puede conllevar una pérdida o aumento de peso también rápidos. Debemos, pues, sospechar de los parásitos intestinales en estos casos.

Plantas medicinales para los parásitos

Ajenjo o hierba santa
Esta es una planta que se ha usado medicinalmente desde la antigüedad para tratar múltiples problemas como:

La mala digestión
Las flatulencias
La pérdida de apetito
problemas con el hígado
problemas biliares
La ictericia
La halitosis

Por supuesto gracias a sus propiedades, el ajenjo no solamente es capaz de acabar con los parásitos intestinales, sino que, además, elimina las larvas. Para consumir ajenjo solo tienes que triturar la planta seca hasta hacerla polvo y tomar 1 gramo al día endulzado con un poco de miel.

El tomillo
El tomillo te ayuda a eliminar los parásitos intestinales a la vez que inhibe el crecimiento de aquellos que no sean eliminados. También estimula la glándula del timo y ayuda al sistema inmunitario. Funciona magnífico como:

Digestivo
Estimulante del apetito
Antihelmíntico
Antimicrobiano
Bactericida
Cicatrizante
Antiséptico
Antiespasmódico
Expectorante

Remedios caseros para eliminar los parásitos

Semillas de calabaza
Las semillas de calabaza son ricas en curcubitina. Este aminoácido paraliza algunos tipos de parásitos y facilita su evacuación. Por este motivo, es un superalimento excelente para tomar a diario. Si ya tenemos parásitos recomendamos consumir cada día 30 semillas de calabaza crudas en ayunas. Podemos molerlas o, en caso contrario, tendremos que masticarlas muy bien para que sean efectivas.

Semillas de papaya
La papaya es una fruta tropical que equilibra toda la función digestiva. No obstante, lo que no es tan conocido de este alimento son las virtudes antiparasitarias de sus semillas, las cuales destacan por su forma redonda y su sabor picante. Para tomarlas a modo remedio deberemos machacarlas o batirlas y tomarlas en ayunas durante varios días seguidos. Podemos mezclarlas también con el mismo zumo de la papaya.

Jengibre
El jengibre es una especia que destaca por su especial sabor picante y refrescante. Tiene tantas propiedades medicinales que no deberíamos dejar de consumirlo a diario, en especial las mujeres. Además, es una de las especias más efectivas para combatir las infecciones por parásitos. Podemos empezar el día con una infusión de jengibre o combinarlo en un jugo con otras frutas, como por ejemplo la naranja, la manzana o la pera. A modo preventivo, podemos usarlo para condimentar todo tipo de platos, tanto dulces como salados.

Vinagre de manzana
Por último, el vinagre de manzana es un remedio sencillo y accesible para luchar contra los parásitos y, en general, para mantener una buena salud. En este caso, deberemos tomarlo siempre en ayunas y, por lo menos, media hora antes de las comidas, siempre diluido en agua. Recomendamos elegir un vinagre de manzana puro, sin filtrar y que no esté pasteurizado. De este modo nos aseguraremos que sus enzimas y probióticos estarán intactos. Así, será un alimento excelente para facilitar también la recuperación de la flora bacteriana intestinal.

Pastillas para los parásitos intestinales

Mebendazol
El mebendazol sirve para tratar la anquilostomiasis, la tricurosis, la ascariasis y la oxiuriasis. También sirve para tratar infecciones por varios tipos de lombriz a la vez. Puede servir contra la triquinosis, pero no es la mejor medicina para tratar esa enfermedad. Los efectos secundarios no son comunes, pero el mebendazol puede provocar dolor de barriga o diarrea si la persona tiene muchas lombrices.

Albendazol
El albendazol es parecido al mebendazol, pero suele ser más costoso. Sirve para tratar la anquilostomiasis, la tricurosis, la ascariasis, la oxiuriasis y la triquinosis. No suele producir efectos secundarios.

Pamoato de pirantel, embonato de pirantel
Se usa el pirantel para tratar la oxiuriasis, la anquilostomiasis y la ascariasis, pero puede ser costoso. A veces causa vómitos, mareos o dolor de cabeza. No se lo dé a una persona que ya está tomando piperazina (otro medicamento para tratar lombrices).

Niclosamida
La niclosamida sirve para tratar la lombriz solitaria en los intestinos pero no funciona contra los quistes que se forman fuera del intestino.

Metronidazol
Es un antibiótico útil para diversos tipos de bacterias, sin embargo, tiene un excelente acción contra los protozoarios que causan enfermedades intestinales como Amibiasis y Giardiasis, actuando al interferir en el ADN de bacterias y protozoarios, causando su muerte. Además, también es muy utilizado para otros tipos de infecciones por protozoarios, como infecciones vaginales por Gardnerella vaginalis y Tricomoniasis.

¿Que puedo comer si tengo parásitos intestinales?

Coco
El consumo de coco y sus derivados representa una buena solución contra estos organismos que crecen con facilidad en el tubo digestivo. Este alimento concentra interesantes compuestos antibióticos, antibacterianos y antiparasitarios que, tras ser absorbidos, alteran el ambiente que requieren los parásitos para proliferarse. A su vez, son una buena alternativa para controlar las molestias digestivas, como la inflamación, el dolor y los gases.

Granada
Tanto la granada como su jugo natural ofrecen un interesante alivio de los síntomas causados por la infección de los parásitos intestinales. Puesto que, es rica en antioxidantes, fibra y compuestos que estimulan la actividad de las enzimas, esta fruta controla el crecimiento de los gusanos a la vez que promueve su eliminación.

Semillas de lino
Las semillas de lino destacan por su riqueza de nutrientes esenciales y propiedades para la salud. Además, contiene un alto contenido de ácidos grasos, fibra dietética y antioxidantes y es un alimento ideal para regular varias funciones digestivas. Su ingesta aumenta la capacidad de absorción de nutrientes. Por otro lado, la fibra ayuda a expulsar más fácilmente deshechos del intestino. Las semillas son muy suaves con el estómago y los intestinos, dado que sus compuestos regulan el pH, disminuyen la acidez y alimentan la flora bacteriana.

Cúrcuma
También llamada la “reina de las especias”. La cúrcuma tiene efectos antiparasitarios y depurativos que facilitan la expulsión de estos organismos dañinos. Su activo principal, la curcumina, actúa como reguladora del pH estomacal y altera el ambiente que necesitan los gusanos para atacar y crecer sin inconvenientes. También ejerce interesantes efectos a nivel digestivo. Ya que controla la hinchazón, los gases y otros síntomas asociados al desarrollo de estas infecciones.

Papaya
La papaína, una enzima digestiva que contiene la papaya, crea un ambiente hostil tanto para los protozoos como para los helmintos. Esta sustancia ejerce un potente efecto antiparasitario, antibiótico y antiinflamatorio que contribuye a mejorar la digestión y la salud intestinal. Su ingesta habitual reconstruye la flora bacteriana y promueve la expulsión de los gusanos que afectan la salud digestiva.

Jugos naturales para eliminar los parásitos intestinales

> Higos y semillas de calabaza
Los higos son una deliciosa fruta que favorece y regula el tránsito intestinal de manera natural. En este caso, además, aportarán dulzor al batido, por lo que no tendremos necesidad de endulzarlo más. Las semillas de calabaza son uno de los remedios antiguos más usados para eliminar los parásitos y, además, tienen muchas otras propiedades para la salud.

Ingredientes para un batido:
3 higos frescos o secos. Si usamos higos secos, los pondremos en remojo durante, al menos, dos horas.
30 semillas de calabaza crudas y peladas, que deberemos moler previamente.
100 ml (medio vaso) de agua, jugo natural sin azúcar o bebida vegetal.

> Papaya y kéfir
La papaya es una fruta tropical muy beneficiosa para múltiples enfermedades del tracto gastrointestinal, entre ellas los parásitos. Deberemos añadir también algunas de sus semillas, que son todavía más terapéuticas. Por otro lado, el kéfir es un lácteo fermentado que mejora la flora bacteriana intestinal, imprescindible para combatir los parásitos.

Ingredientes para un batido:
100 g de papaya pelada.
15 semillas de papaya.
100 g de kéfir. Si lo elaboramos nosotros mismos, podemos hacerlo con leche de cabra, de manera que sea todavía más digestivo gracias a su bajo contenido en lactosa.
Estevia al gusto.

¿Como prevenir los parasitarios intestinales?

Los huevos de los oxiuros pueden adherirse a ciertas superficies, como juguetes, grifos, ropa de cama y asientos de inodoros, durante dos semanas. Entonces, además de la limpieza regular de superficies, los métodos para ayudar a evitar la propagación de los huevos de oxiuros y prevenir una reinfección son los siguientes:

Lavado en la mañana. Debido a que los oxiuros ponen huevos en la noche, lavarse la zona del ano en la mañana puede ayudar a reducir la cantidad de huevos de oxiuro en el organismo. Darse una ducha puede evitar una posible recontaminación con el agua de la tina.
Cambio de ropa interior y ropa de cama a diario. Esto ayuda a eliminar los huevos.

Lavado de ropa en agua caliente. Lava las cobijas, la ropa de dormir, la ropa interior, los paños de mano y las toallas en agua caliente para ayudar a matar los huevos de oxiuro. Seca la ropa a la temperatura máxima.

No te rasques. Evita rascarte la zona del ano. Córtale las uñas de las manos a tu hijo para que haya menos espacio para la acumulación de huevos. No permitas que se muerda las uñas.

Lávate las manos. Para reducir el riesgo de contraer o contagiar la infección, lávate bien las manos después de cada movimiento intestinal o de cambiar pañales, y antes de comer.