Saltar al contenido
Medinaturales

HIPERTENSIÓN ARTERIAL » Causas & Tratamientos Naturales

mayo 20, 2019

Hipertensión arterial

Si se deja sin tratamiento, la presión arterial puede llevar a muchas afecciones médicas. Estas incluyen enfermedades del corazón, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal, problemas en los ojos y otros problemas de salud.

Las lecturas de la presión arterial generalmente se dan como dos números. El número superior se denomina presión arterial sistólica. El número inferior se llama presión arterial diastólica. Por ejemplo, 120 sobre 80 (escrito como 120/80 mm Hg).

Uno o ambos números pueden ser demasiado altos. (Nota: estas cantidades aplican a personas que no están tomando medicamentos para la presión arterial y para quienes no están enfermos).

  • Una presión arterial normal es cuando la presión arterial es menor a 120/80 mm Hg la mayoría de las veces.
  • Una presión arterial alta (hipertensión) es cuando uno o ambos números de la presión arterial son mayores de 130/80 mm Hg la mayoría de las veces.
  • Si el valor del número superior de su presión arterial es entre 120 y 130 mm Hg y el valor del número inferior es menor a 80 mm Hg, se denomina presión arterial elevada.

Si tiene problemas cardíacos o renales, o si tuvo un accidente cerebrovascular, es posible que el médico le recomiende que su presión arterial sea incluso más baja que la de las personas que no padecen estas afecciones.

Que Es La Hipertensión arterial

La hipertensión arterial es una patología crónica que consiste en el aumento de la presión arterial. Una de las características de esta enfermedad es que no presenta unos síntomas claros y que estos no se manifiestan durante mucho tiempo.

En la actualidad, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en España. Sin embargo, la hipertensión es una patología tratable. Si no se siguen las recomendaciones del médico, se pueden desencadenar complicaciones graves, como por ejemplo, un infarto de miocardio, una hemorragia o trombosis cerebral, lo que se puede evitar si se controla adecuadamente.

Las primeras consecuencias de la hipertensión las sufren las arterias, que se endurecen a medida que soportan la presión arterial alta de forma continua, se hacen más gruesas y puede verse dificultado al paso de sangre a través de ellas. Esto se conoce con el nombre de arterioesclerosis.

Según datos de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (Seh-Lelha), en España existen más de 14 millones de personas con hipertensión. De esta cantidad, 9,5 millones no están controlados y 4 millones están sin diagnosticar.

Resultado de imagen para Hipertensión arterial

Síntomas De La Hipertensión arterial

La presión arterial elevada no causa síntomas. La única manera de detectarla es llevar un registro de las lecturas de presión arterial. Haz que te controlen la presión arterial cada vez que visites al médico o contrólatela en tu casa con un medidor de presión arterial para el hogar.

Causas De La Hipertensión arterial

  • Pérdida de elasticidad de las arterias. La presión dentro de las arterias puede aumentar el grosor de las células musculares que tapizan las paredes de las arterias. Este aumento del grosor, reduce la luz vascular, es decir, hace más estrechas las arterias.
  • Hipertrofia y dilatación del corazón. La hipertensión obliga al corazón a trabajar con más intensidad. Como todo músculo con sobrecarga, el corazón aumenta su grosor. Es lo que llamamos hipertrofia. En fases avanzadas de la HTA, no sólo se halla hipertrofiado sino que además aumenta su tamaño, es decir se dilata. Cuanto más dilatado se halla, menos capaz es de mantener el flujo sanguíneo adecuado. Cuando esto sucede, el corazón ha comenzado a fallar y entonces debemos hablar de insuficiencia de causa hipertensiva.
  • Daño renal. La hipertensión prolongada puede dañar los riñones si las arterias que los riegan se ven afectadas.
  • Daño ocular. La hipertensión puede generar rupturas en los pequeños capilares de la retina del ojo, ocasionando derrames. Este problema se denomina «retinopatía».

Fisiopatología De La Hipertensión Arterial

La fisiopatología de la hipertensión arterial es compleja, pues intervienen múltiples factores que, en su mayoría, tienen una base genética. Se ha podido mostrar que es el sistema renina-angiotensina-aldosterona (SRAA) el que tiene mayor importancia, puesto que condiciona la acción de otros factores humorales y/o neurales, tales como producción de endotelina, la inhibición del óxido nítrico o de la prostaciclina, la acción de catecolaminas o de vasopresina, del factor ouabaína-sensible o FDE, del tromboxano A2 (TxA2) y de diversas sustancias vasopresoras endógenas. Se presenta en este artículo una revisión exhaustiva de lo que conocemos hoy acerca del SRAA. Y se incluye algunas novedades de la investigación del SRAA.

Remedios Caseros Para La Hipertensión Arterial

1. Jugo de remolacha
Tomar un vaso de jugo o licuado de remolacha tiene un efecto terapéutico casi inmediato en bajar la presión arterial gracias a sus altos niveles de nitrato inorgánico, una sustancia que en el cuerpo humano se convierte en óxido nítrico, y que tiene la capacidad de favorecer la relajación y dilatación de los vasos sanguíneos.

2. Té verde
Las isoflavonas, un compuesto que se halla en alimentos como la leche de soya y el té verde, podrían ayudar a reducir la presión arterial en los adultos, sugiere una investigación de 2015. Es fácil de preparar y de incorporar a cualquier dieta. Trata de beber una o más tazas al día, sugieren los expertos.

3. Avena
Este cereal versátil y fácil de preparar favorece la función cardíaca y ayuda a reducir la hipertensión, gracias a su poder antiinflamatorio sobre los vasos sanguíneos. Se puede incorporar a licuados, batidos o jugos. También a guisos, preparaciones con carne y es deliciosa con leche. Los expertos aconsejan consumir al menos 3 gr. o más al día.

4. La sandía
Comer sandía diariamente o preparar un té con sus semillas, mantiene la presión sanguínea a raya y protegería contra enfermedades cardíacas, de acuerdo con una investigación de 2014. Los hallazgos sugieren que contiene un compuesto llamado cucurbocitrin, que ayuda a dilatar los capilares sanguíneos y mejora la función de los riñones.

5. El limón
El consumo regular de limón, su pulpa o jugo, actúan como diuréticos, haciendo que el cuerpo elimine el sodio a través del agua, lo que además de deshincharte, disminuye la presión sanguínea, según halló un grupo de científicos.

6. Infusión o batido de apio
Los fitoquímicos y compuestos antioxidantes que posee, lo convierten en una gran alternativa natural para controlar la presión arterial alta. Es diurético y antinflamatorio. Para preparar una infusión de apio, pon a hervir unos 5 a 10 minutos, 2 tazas de agua y le agregas 4 cucharadas de apio picado, la cuelas y bebes. Para un batido, pon a licuarlo con agua en proporción.

Imagen relacionada

Prevención de La Hipertensión Arterial

Es recomendable medirse la tensión arterial al menos 2 veces en el año y consultar a un médico si esta es elevada. Todos podemos adoptar medidas para reducir la probabilidad de tener hipertensión arterial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda:

  • Dieta saludable:
  • mantener una nutrición adecuada;
  • reducir la ingesta de sal a menos de 5 g al día (menos de una cucharita cafetera);
  • reducir la ingesta total de grasas saturadas.
  • Evitar el uso excesivo del alcohol (no más de una bebida al día).
  • Actividad física:
  • realizar actividad física (caminar, trotar, andar en bicicleta, etc) al menos 30 minutos al día, cinco días a la semana).
  • mantener un peso normal. Si el peso es excesivo, cada pérdida de 5 kg puede reducir la tensión arterial sistólica
  • entre 2 y 10 puntos.
  • Abandonar el consumo de tabaco y la exposición a los productos de tabaco.

Tratamientos Para La Hipertensión Arterial

Cambiar el estilo de vida es muy importante en el control de la presión arterial alta. El médico puede recomendar los siguientes cambios en el estilo de vida:

  • Llevar una dieta con menos sal saludable para el corazón
  • Realizar actividad física regular
  • Mantener un peso saludable o perder peso si tienes sobrepeso u obesidad
  • Limitar la cantidad de alcohol que consumes

Sin embargo, en ocasiones los cambios en el estilo de vida no son suficientes. Además de la dieta y el ejercicio, es posible que el médico recomiende medicamentos para bajar la presión arterial.

El valor objetivo del tratamiento para la presión arterial depende del estado de salud que tengas.

El valor objetivo del tratamiento para la presión arterial debería ser inferior a 130/80 mm Hg si presentas lo siguiente:

  • Eres un adulto saludable de 65 años en adelante
  • Eres un adulto saludable menor de 65 años con un riesgo del 10 por ciento o más de desarrollar enfermedades cardiovasculares en los próximos 10 años
  • Tienes enfermedad renal crónica, diabetes o enfermedad de las arterias coronarias

Aunque 120/80 mm Hg o menos es el valor objetivo ideal para la presión arterial, los médicos no saben con certeza si necesitas un tratamiento (medicamentos) para alcanzar ese nivel.

Si tienes 65 años en adelante, y el consumo de medicamentos produce una presión arterial sistólica más baja (inferior a 130 mm Hg), no se deberán cambiar los medicamentos a menos que causen efectos negativos en la salud o la calidad de vida.

La categoría de medicación que receta el médico depende de tus mediciones de presión arterial y tus otros problemas médicos. Si trabajas con un equipo de profesionales médicos capacitados en ofrecer un tratamiento para la presión arterial alta, es de gran ayuda desarrollar un plan de tratamiento personalizado.

Medicamentos Para La Hipertensión Arterial

Diuréticos (píldoras de agua). Es posible que el médico primero te recomiende tomar diuréticos, que eliminan el exceso de agua y de sodio del cuerpo. Esto disminuye la cantidad de líquido que fluye por los vasos sanguíneos, lo cual reduce la presión sobre sus paredes.

Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. Estos medicamentos ayudan a relajar los vasos sanguíneos al prevenir la formación de una hormona llamada «angiotensina», una sustancia del cuerpo que hace que los vasos sanguíneos se estrechen.

Antagonistas del receptor de la angiotensina II. Estos medicamentos ayudan a relajar los vasos sanguíneos al bloquear la acción —no la formación— de la angiotensina, una sustancia química del cuerpo que hace que los vasos sanguíneos se estrechen.

Bloqueadores de los canales de calcio. Estos medicamentos impiden que el calcio ingrese en las células musculares del corazón y los vasos sanguíneos, lo que hace que las células se relajen.

Betabloqueadores. Estos medicamentos, también conocidos como «agentes bloqueantes betaadrenérgicos», actúan bloqueando los efectos de la hormona epinefrina, también conocida como «adrenalina». Hacen que el corazón tenga latidos más lentos y con menos fuerza.

Inhibidores de renina. La renina es una enzima producida por los riñones que inicia una cadena de pasos químicos que aumenta la presión arterial. El aliskiren (Tekturna) retrasa la producción de renina, lo que disminuye su capacidad para iniciar este proceso.

Como Saber Si Tengo La Presión Arterial Alta

  • Endurecimiento de las arterias. La presión en el interior de las arterias puede causar engrosamiento de los músculos que recubren la pared arterial y estrechamiento de las arterias. Si un coágulo de sangre obstruye el flujo sanguíneo al corazón o al cerebro, puede producir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.
  • Agrandamiento del corazón. La presión arterial alta hace trabajar más al corazón. Al igual que cualquier otro músculo del cuerpo que se someta a exceso de ejercicio, el corazón aumenta de tamaño para poder realizar el trabajo adicional. Cuanto más grande sea el corazón, más sangre rica en oxígeno necesitará, pero menos podrá mantener una circulación adecuada. A consecuencia de esta situación, la persona afectada se sentirá débil y cansada, y no podrá hacer ejercicio ni realizar actividades físicas. Sin tratamiento, la insuficiencia cardíaca seguirá empeorando.
  • Daño renal. La presión arterial alta prolongada puede lesionar los riñones si el riego sanguíneo de estos órganos se ve afectado.
  • Daño ocular. En los diabéticos, la hipertensión puede generar rupturas en los pequeños capilares de la retina del ojo, ocasionando derrames. Este problema se denomina «retinopatía» y puede causar ceguera.

Como Se Si Una Persona Tiene La Hipertensión Arterial

Debido a que no causa síntoma obvios, tomarse la tensión es la única manera de averiguar si tenemos hipertensión.

Al las personas mayores de 40 años se les recomienda tomarse la tensión al menos una vez cada cinco años, o más frecuentemente si existen riesgos de desarrollar la enfermedad.

En ocasiones las personas menores de 40 necesitarán tomarse la tensión también de manera regular, si tienen una mayor predisposición a desarrollar hipertensión. Las pruebas se llevan a cabo utilizando un monitor de presión arterial, que usa un estetoscopio y un manguito especial.

Imagen relacionada

¿Que Es Una Crisis en la Hipertensión Arterial?

Cuando la presión arterial de una persona se eleva a niveles críticos, se define como crisis hipertensiva. Una lectura de la presión arterial de 180 sistólica o 110 diastólica o más es indicativa de crisis hipertensiva y debe tratarse como una emergencia médica.

Los signos físicos de una crisis hipertensiva incluyen:

  • Dificultad para respirar;
  • Problemas de visión;
  • Severo dolor de cabeza;
  • Fatiga;
  • Dolor de pecho;
  • Palpitaciones;
  • Sangrado de la nariz;
  • Orinar sangre;
  • Ansiedad pronunciada.