Saltar al contenido
Medinaturales

CÓLICOS EN BEBES» Como Eliminar Los Cólicos En Los Bebes

mayo 16, 2019

Cólicos En Bebes

Todos los recién nacidos lloran y se ponen inquietos a veces. Durante sus tres primeros meses de vida, los bebés lloran más que en ningún otro momento. Pero, cuando un bebé, que por lo demás está sano, tiene varios períodos a la semana de inquietud, llanto agudo y dificultad para que lo tranquilicen, es un signo de una afección conocida como «cólico del lactante».

El cólico se define como llorar durante más de tres horas al día, durante más de tres días a la semana durante por lo menos tres semanas. Pero los médicos le pueden diagnosticar esta afección a un bebé antes de llegar a ese punto. El cólico del lactante no suele tener importancia médica y acaba desapareciendo por sí solo.

Como Aliviar Los Cólicos En Los Bebes

1.Contacto piel con piel. Acunar al bebé en los brazos es una de las medidas más efectivas. Las mochilas portabebés pueden ser de gran ayuda para los padres.

2. Movimiento. Mecer al bebé puede calmarle cuando esté llorando. Lo puedes mecer en los brazos, en la cuna o en una sillita tipo columpio (cuando ya controle la cabeza).

3. Música. El canto, las nanas o la música que escuchabas durante tu embarazo pueden servir de calmante para los bebés en pleno llanto. Incluso el ruido de una aspiradora puede funcionar a la hora de entretener al bebé.

4. Chupete. El uso del chupete también puede calmar el sufrimiento de tu bebé. El chupete supone un gran ansiolítico para los bebés y su nerviosismo se apacigua cuando sufren los cólicos.

5. Posición vertical. Para ayudar al movimiento de gases y disminuir la acidez. Es conveniente que lleves a tu bebé en posición vertical. Le ayudará a expulsar los gases que le están molestando.

6. Masajes. El masaje contra los cólicos que se realiza presionando con movimientos circulares, en el sentido de las agujas del reloj, tus manos en su abdomen puede aliviar sus molestias. El masaje en la espalda del bebé también es recomendable, así como colocar una toalla templada-caliente en el abdomen del bebé.

Resultado de imagen para Cólicos en bebes

Que Son Los Cólicos De Bebe

Los cólicos se pueden definir como episodios de llanto intenso, fuerte e inconsolable, sin motivo aparente, que suceden por tres horas o más al día, tres o más días a la semana, durante tres o más semanas seguidas. Estos episodios de llanto probablemente comiencen entre la segunda y la cuarta semana después del nacimiento del bebé, y pueden ocurrir a cualquier hora del día o de la noche, a menudo entre las 6 de la tarde y la medianoche.

Alrededor de 1 de cada 5 bebés experimenta cólicos. Independientemente del sexo del bebé, tanto niños como niñas padecen de cólicos en igual número, y los bebés amamantados y alimentados con fórmula, también se ven afectados de manera similar. Este intenso llanto suele ser peor en el segundo y el tercer mes de un bebé, pero la duración del cólico generalmente varía de un bebé a otro. Los cólicos suelen detenerse cuando el bebé tiene aproximadamente 6 meses de edad.

Cuanto Tiempo Duran Los Colicos

Por suerte, después de la tempestad viene la calma. El cólico suele intensificarse alrededor de las 6 semanas, y mejora notablemente entre los 3 y 4 meses. Del 80 al 90 por ciento de los bebés superan el cólico para cuando cumplen los 4 meses. El porcentaje restante podría tomar un mes más para superarlo.

Eso implica que quizás tengas por delante bastantes meses de «tempestad». Mientras tanto, trata de consolar a tu bebé lo mejor que puedas y pide ayuda si la necesitas. Cuidar de un bebé que padece cólico es muy estresante, y necesitas descansar de vez en cuando para mantenerte en tu sano juicio.

Pídele a tu pareja, a un familiar o a una amiga que te cuide al niño mientras vas a dar un paseo, o desahógate con un buen llanto si es que eso te ayuda a disminuir la tensión.

Síntomas De Los Cólicos en Bebes

El cólico del lactante es muy frecuente. Afecta a entre un 15 y un 40% de los lactantes, y se caracteriza por la aparición de episodios de llanto intenso e inconsolable en un niño sano y bien alimentado. Estos episodios suelen empezar por las tardes, y duran al menos de dos a tres horas.

Otro síntoma de los bebés con cólico del lactante es que suelen presentar flexión de los miembros inferiores sobre el abdomen y gases intestinales. Puede parecer que tiene hambre pero el alimento no le calma. Cuando el episodio finaliza, el bebé recupera la tranquilidad y vuelve a la normalidad. Hay que tener en cuenta que el bebé puede llorar por otras muchas causas, que presente cólico del lactante es un caso extremo.

Se considera que un lactante sufre cólico cuando su llanto resulta excesivo, difiere del patrón habitual, se prolonga en exceso, o no se puede asociar con un trastorno orgánico específico.

Imagen relacionada

Causas De Los Cólicos En Los Bebes

Las causas de los cólicos del bebé lactante es todavía una incógnita para la ciencia médica porque no se ha hallado una causa específica que lo desencadene, por tanto, no existen medicinas, ni soluciones efectivas. Sin embargo, es recomendable tomar una serie de medidas preventivas tanto si tu bebé se alimenta de leche materna como si toma biberón.

1. Madres lactantes. Evita tomar estimulantes como la cafeína y el chocolate. En la medida de lo posible, prueba a eliminar de tu alimentación los productos lácteos y las nueces durante un tiempo, ya que pueden causar reacciones alérgicas en el bebé. Además, dicen que las madres que están amamantando deben evitar el brócoli, la lechuga, los frijoles y otras comidas que producen gas. No obstante, no hay mucha evidencia de que estos alimentos sean un factor desencadenante de los cólicos en los lactantes. Por otra parte, consulta con el pediatra y tu médico sobre la medicación que estás tomando, para identificar el compuesto químico de los fármacos y valorar si puede pasar a tu bebé a través de la leche materna.

2. Leche de fórmula. Si el bebé se alimenta con leche de fórmula, utiliza biberones adaptados con tetinas anticólicos, que ayudan a que el bebé trague menos aire durante la toma. Evita la alimentación en exceso o una ingesta demasiado rápida.

Remedios Para Los Cólicos En Los Bebes

1. El masaje
Echa en las manos unas gotas de aceite para masajes apto para bebés (también sirven unas gotas de leche) y frótate las palmas para calentarlo. Luego masajea el vientre de tu bebé realizando movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj (el sentido fisiológico del tránsito intestinal), desde el ombligo hasta los extremos del vientre. Este masaje aliviará los cólicos de tu bebé debido, en parte, a que también tiene efectos calmantes. Consejo: espera a que el pequeño haya terminado la digestión antes de aplicarle el masaje.

2. La postura “mágica”
Nuestras abuelas descubrieron que hay una postura que ayuda a aliviar los cólicos del bebé. Colócalo boca abajo sobre tu antebrazo, con la cabeza apoyada en tus manos y las piernas y los brazos colgando, y paséate así por la casa balanceándolo suavemente. ¡Es mágico!

3. El agua azucarada
Disuelve una cucharada de café de azúcar en 20 cl de agua. Hierve esta mezcla y, cuando se haya enfriado, dásela a tu bebé. Consejo: este truco no debe utilizarse más de dos veces al día, ¡es demasiado dulce!

4. La arcilla verde
Echa una cucharada sopera de arcilla verde ecológica en un vaso de agua. Remueve y deja que decante durante 12 horas. Extrae el agua de arcilla con la ayuda de una pipeta, sin remover, de modo que el polvo quede depositado en el fondo. Dale unos sorbos de este líquido a tu bebé antes de las comidas. Esta es una receta recomendada por la doctora Christine Cocquart.

5. Envuélvelo
Envolver al bebé hace que se sienta seguro y eso puede ayudarle cuando padece cólicos. El lactante tiene que estar en posición fisiológica, con las palmas sobre los muslos o el pecho, nunca con los brazos estirados a lo largo del cuerpo.

Imagen relacionada

Tratamientos Caseros Para Los Cólicos en Bebes

1. Infusión de manzanilla

La manzanilla contiene una sustancia llamada glicina que tiene efectos relajantes. Además, todos sus componentes son muy suaves, por lo que su organismo lo tolera sin problemas.

  • No obstante, si no estáis seguros, podéis comenzar humedeciendo el chupete antes de que la ingiera directamente.
  • Si lo tolera bien, puede probar un sorbo del biberón.
  • En caso de que todo continúe igual, podrá beber con más asiduidad.

Muchas veces los bebés tienen gases, y este remedio le vendrá genial.

2. Crea un ambiente relajado

Puedes tomar esta medida para calmarlo, así como para prevenir la aparición de los cólicos. Pon una luz tenue, rodéalo y dale algo agradable a lo que agarrarse. Incluso puedes recurrir a grabaciones en las que se reproducen los sonidos de cuando estamos en el vientre.

Así se sentirá en un lugar seguro, en el sitio en el que todo es paz y tranquilidad. Se imitará el entorno en el vientre materno donde no necesitaba esforzarse para conseguir nada. Su estrés se reducirá y, con esto, dejará de llorar.

  • Si lo prefieres, puedes optar por otras músicas relajantes, como la de Mozart u otros compositores, pero no dejes a tu bebé en silencio.
  • Recuerda que ellos no han conocido dicho estado hasta que llegaron al mundo. De hecho, esta es una de las razones por las que les cuesta tanto dormir solos.

3. Mécelo

Otra forma de llevarlo de manera simbólica a ese lugar seguro es mecerlos de arriba a abajo con la cabeza pegada al pecho.

  • Este movimiento los transportará a su primer hogar, ya que es muy similar al que percibían cuando la mamá caminaba.
  • Asimismo, al tener la oreja cerca del corazón, notarán el latido que los acompañaban en aquel momento, lo que constituye una estupenda herramienta para aliviar a tu bebé.

Como Hacer Los Masajes Para Los Cólicos De Los Bebes

Paso 1. Círculos en el abdomen
Para empezar, con la palma hacia abajo, realizamos círculos en el sentido de las agujas del reloj en el abdomen del bebé, entre el ombligo y la cadera, presionando suavemente.

Paso 2. Abdomen: hacia abajo
Con las palmas hacia abajo, recorrer el abdomen del bebé desde la terminación de las costillas hasta el pubis, alternando las dos manos y presionando ligeramente.

Paso 3. De derecha a izquierda
Con las palmas hacia abajo, recorrer con las dos manos el abdomen del bebé desde el lado derecho al izquierdo, presionando con suavidad.

Paso 4. Flexión de piernas alterna
Flexionamos las rodillas del bebé hacia el abdomen alternándolas, primero una y luego otra.

Paso 5. Flexión de rodillas
Flexionamos ambas rodillas del recién nacido a la vez hacia el abdomen, y mantenemos unos segundos en esa posición.

Paso 6. Piernas cruzadas
Flexionamos ambas rodillas a la vez, cruzando las piernas, mientras realizamos una presión suave en el abdomen con la otra mano.

Paso 7. Torsión suave
Traccionamos suavemente el abdomen del bebé en dirección contraria al movimiento que realizamos de la cadera.

Paso 8. En brazos
Con el bebé en brazos, realizamos círculos en su abdomen de su derecha a su izquierda.

Resultado de imagen para Cólicos en bebes

Cólicos Nocturnos En Bebes

El cólico del lactante es un trastorno que sufren los bebés recién nacidos. Habitualmente, suele empezar a las dos semanas de vida y puede durar hasta los 3 o 4 meses. Lo podemos reconocer porqué son bebés que, de repente, rompen en llanto desesperado. Se ponen muy rojos y muy tensos. Los puños bien cerrados y con un rápido movimiento de brazos y piernas. En vez de llorar, parece que griten. Y suele ser un momento muy angustioso tanto para ellos como para los papás.

Otra de las características del cólico es que siempre suele empezar a la misma hora, y durar el mismo tiempo. Y ésta es la característica sobre la que vamos a hablar hoy. Normalmente, el cólico del lactante aparece cuando cae la noche. Y nos preguntamos, ¿porque es así?

Durante el día puede estar más o menos irritable, pero al caer la noche, ¡llega el cólico!

Nosotros entendemos el cólico como una mezcla de dolor físico abdominal y dolor emocional. Los bebés que tienen cólicos suelen sufrir de una mezcla de ambos factores. El dolor emocional, puede significar varias cosas. En general, lo que pasa es que estos bebés, cuando llega la noche llevan a sus espaldas todo un día de emociones y experiencias. Éstos están sobre estimulados y, a la vez, agotados porqué ya sería hora de dormir. Por lo que, en vez de dormirse que sería lo más lógico, rompen en plena desesperación. Y es por esta razón, que los cólicos suelen coincidir con la noche.