Saltar al contenido
Medinaturales

CISTITIS » Qué es, Tipos y Como Curar Con Remedios Caseros

mayo 15, 2019

Que es la Cistitis

La infección de orina está provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario que provocan esta afección. Puede producirse por dos vías diferentes: por el extremo inferior de las vías urinarias (abertura en la punta del pene o de la uretra, según se trate de un hombre o de una mujer) que lo puede padecer, que es el caso más frecuente; o bien a través del flujo sanguíneo, en cuyo caso la infección afecta directamente a los riñones
mismos.

En definitiva, infección de orina o del tracto urinario son expresiones que engloban diferentes enfermedades infecciosas (producidas por un microorganismo o germen) que suele afectar la salud de los órganos reproductivos y que afectan a cualquier parte del sistema urinario (riñón, uréteres, vejiga urinaria o uretra) a la vez.

Las infecciones del tracto urinario (ITUs) más habituales son las producidas por bacterias maliciosas, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos presentes en el medio ambiente. De muchas de ellas es responsable la bacteria llamada Escherichia coli, que normalmente vive en el intestino por completo

Resultado de imagen para Cistitis

¿Quién puede padecer cistitis?

Cualquier anormalidad que provoque una obstrucción del flujo de orina (piedras en el riñón, estructuras anómalas, etcétera,) puede inducir a una infección urinaria por completo.

Una próstata dilatada puede frenar el flujo de orina, por lo que incrementa el riesgo de infección causando así la aparición de la cistitis.

Las personas sometidas a exámenes mediante tubos o catéteres o que necesitan sondas pueden desarrollar más fácilmente infecciones procedentes de dichos instrumentos que no son confiables en utilizarlo.

Los mayores se ven afectados por este tipo de infecciones con mayor frecuencia por sus molestos síntomas, así como las que sufren una disminución del sistema nervioso, que les impide controlar la vejiga a voluntad como lo necesita hacer nuestro cuerpo.

Por otra parte, cualquier desorden que produzca una supresión en el sistema inmune incrementa el riesgo de sufrir una infección urinaria en su totalidad, ya que este sistema es el encargado de mantener a raya los microorganismos patógenos responsables de las infecciones mismas.

También se dan en bebés nacidos con alguna deformación del tracto urinario, que a menudo han de ser corregidos mediante cirugía si es lo necesario para una salud mejor.

Causas en la Cistitis

Existen diversos factores que inciden en la aparición de las infecciones urinarias y son variables en función de la edad y sexo las causa mas comunes
son las siguientes:

  • En mujeres jóvenes: las causas más comunes son la existencia de antecedentes de ITUs en la madre misma, el uso de espermicidas y tras
    mantener relaciones sexuales sin ninguna protección realizada.
  • En mujeres postmenopáusicas: son frecuentes en aquellas que tienen antecedentes de ITUs previas en la edad fértil que lo estén padeciendo.
  • En varones jóvenes: las infecciones de orina son poco frecuentes y si aparecen, es en relación con la actividad sexual sin ninguna protección
    recomendada.
  • En los hombres mayores de 50 años: a causa más frecuente es una infección bacteriana persistente en la próstata en donde mas se puede presentar esta afección.
  • En ambos sexos y mayores de 80 años: tiene un gran impacto que estén hospitalizado, institucionalizado o sean portadores de sondas permanentes de orina por completo.

Cómo identificar los síntomas de la cistitis

El cuadro clínico de la cistitis puede variar en función de la zona en la que se presente la infección en el vejiga urinaria. Estos son los síntomas más comunes de la infección de orina están:

Imagen relacionada

  • Necesidad urgente y frecuente de orinar casi seguidos.
  • Picazón o quemazón en la uretra al orinar por completo.
  • Enrojecimiento de la vulva y picor vaginal (en las mujeres) por alguna infección.
  • Dolor al orinar y al mantener relaciones sexuales casi seguidos.
  • Color turbio, lechoso (espeso) o anormal de la orina misma que se este presentando.
  • Aparición de sangre en la orina que no es normal.
  • Fiebre y escalofríos (la fiebre puede significar que la infección ha alcanzado los riñones).
  • Vómitos y náuseas casi seguidos.
  • Dolor en el costado o espalda (indica infección en los riñones) que puede ser molesto.
  • A menudo, las mujeres sienten una ligera presión por encima del hueso púbico y muchos hombres sienten una dilatación del recto por completo.
  • Estar más irritable de lo normal que sueles ser molesto.

Los síntomas infantiles, por su parte, pueden confundirse con otros trastornos que se estén padeciendo; además, los pequeños se encuentran ante la dificultad de no saber expresar qué les pasa con su cuerpo.

Factores de riesgo para la cistitis

Conviene saber también que existen una serie de factores que predisponen a sufrir cistitis, como por ejemplo que son los siguientes:

  • Tener problemas de tiroides o diabetes que provoca esta afección.
  • Un uso excesivo de tampones para el cuerpo.
  • La higiene íntima con jabones sin pH neutro que se este utilizando.
  • Mantener posturas como estar de pie, tumbado o sentado durante mucho tiempo.
  • Los embarazos que puede sufrir esta afección.
  • La menopausia en el cuerpo.
  • La edad avanzada que mas lo pueden padecer.

Remedios caseros y naturales para la cistitis

Si has empezado a notar la aparición de los síntomas de esta molesta infección en tu organismo, pon inmediatamente en práctica estos remedios caseros para la cistitis que te ayudarán a deshacerte de la bacteria de sus molestos síntomas. Sin embargo, si los síntomas persisten no dudes en consultar con tu médico si lo necesitas.

1. Zumo de arándanos

Los arándanos son una fruta muy útil cuando de remedios caseros para la cistitis se trata de sus molestas afecciones, así como para otras infecciones urinarias en general.

Imagen relacionada

Si quieres prevenir la cistitis asegúrate de consumir arándanos y frutos silvestres con regularidad solo lo que necesites consumir, o de tomar cápsulas de arándanos que puedes conseguir en las tiendas de dietética o herboristerías mismas.

En el caso de que los síntomas ya hayan aparecido y quieras aliviar la cistitis en su totalidad, debes tomar 1 litro de zumo de arándanos concentrado al día, pues te ayudará a limpiar el riñón y deshacerte de todas las adherencias infecciosas que puedan haber en el tracto urinario elimandolas de tu organismo.

2. Infusiones de abedul

Otro remedio natural para la cistitis es tomar infusiones de hojas de abedul para tratar la afecciones quu provoca la cistitis. El abedul resulta de gran ayuda para impulsar al organismo a eliminar líquidos retenidos, pues además de ser una planta diurética, su acción anti-bacteriana te ayuda a ir limpiando el tracto urinario de la infección por completo.

Simplemente tienes que hacer la infusión poniendo las hojas de abedul en agua hirviendo y tomar como mínimo tres tazas al día hasta eliminar las molestias afecciones.

3. Bicarbonato de sodio

Es cierto que su sabor no será el más agradable para tomar, pero el bicarbonato de sodio es uno de los mejores remedios caseros para la cistitis en su totalidad, pues sus propiedades ayudan a remover las adhesiones de infección que puedas tener en las paredes de la uretra aliviándolo por completo.

Solo tienes que mezclar dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y tomarlo dos veces al día solo lo que necesites consumir para calmar eso molestos síntomas.

4. Vinagre de manzana y miel de abejas

El vinagre de manzana y la miel de abejas son ingredientes muy efectivos para hacer un remedio natural para la cistitis por sus propiedades anti inflamatorias y anti-bacteriana.

Cuando aparezcan los síntomas de infección, mezcla en un vaso de agua dos cucharadas de vinagre de manzana y dos cucharadas de miel y tómalo con cada comida del día hasta eliminar la infecciona por completo.

5. Zumo de rábano

El rábano es un alimento muy famoso por sus efectos diuréticos para el cuerpo y sus propiedades antibióticas para todo el organismo, justo la combinación que necesitas para combatir la cistitis de sus infecciones que se este padeciendo.

Resultado de imagen para Zumo de rábano

En el caso de esta infección, lo recomendable es que hagas un zumo de rábano y lo tomes cuantas veces puedas durante el día hasta eliminar las molestias infecciones, para que sus propiedades actúen directamente en el tracto uterino y elimine la infección que causa la cistitis. El sabor puede resultar desagradable para algunas, pero vale la pena consumirlo.

Como prevenir la Cistitis

Se recomienda tomar jugo de arándanos rojos o tabletas que contienen proantocianidinas para reducir el riesgo de sufrir infecciones de vejiga recurrentes en algunas mujeres que mas la padecen.

Como remedio casero, evita tomar jugo de arándanos rojos si estás tomando el medicamento anti-coagulante warfarina (Coumadin) evitarlo por completo. Posibles interacciones entre el jugo de arándanos rojos y la warfarina pueden provocar sangrado.

Aunque estas medidas preventivas de cuidado personal no se estudiaron en profundidad, los médicos algunas veces recomiendan lo siguiente para las infecciones reiteradas en la vejiga como lo es la cistitis que son:

  • Bebe mucho líquido, especialmente agua. Beber mucho líquido es muy importante si te sometes a quimioterapia o radioterapia, en especial durante los días de tratamiento mismo.
  • Orinar con frecuencia. Evita demorar ir al baño cuando sientes la necesidad de orinar por completo.
  • Sécate de adelante hacia atrás después de evacuar los intestinos. Esto evita que las bacterias de la región anal se extiendan a la vagina y la uretra provocando alguna infección.
  • Dúchate en lugar de tomar baños en tina. Si eres propensa a sufrir infecciones, ducharte en lugar de tomar baños en tina puede ayudar a prevenir infecciones en tu cuerpo.
  • Lava suavemente la piel que rodea la vagina y el ano. Hazlo todos los días, pero no uses jabones ásperos ni lo hagas vigorosamente. La piel delicada alrededor de estas zonas puede irritarse y puede provocar alguna infección.
  • Vacía la vejiga lo antes posible después de tener relaciones sexuales. Bebe un vaso lleno de agua para ayudar a eliminar las bacterias en el organismo.
  • Evita usar desodorantes en aerosol o productos femeninos en la zona genital por completo. Estos productos pueden irritar la uretra y la vejiga provocar alguna infección.