Saltar al contenido
Medinaturales

CARCINOMA » Qué es, Síntomas, Tipos y su Tratamiento

mayo 13, 2019

Que es el carcinoma

Este término proviene del latín “carcinoma”, que a su vez, proviene del griego “karkinoma” como se le ha denominado. Carcinoma es una palabra que está definida en el contexto de la medicina como un tumor de tipo maligno proveniente de las estructuras glandulares o epiteliales, y representan el 80% de todos los canceres por completo. Pueden clasificarse en distintos tipos de ellas, los adenocarcinomas y las epidermoides misma.

Suelen originarse en aquellos órganos como los pulmones, la piel, el colon, el cuello uterino, el estómago, las mamas o la próstata donde mas se ha presentado. Los carcinomas representan la clase de cáncer que se originan más frecuentemente en la piel del cuerpo.

Generalmente se esparcen primero por incursión local después por metástasis linfógena y luego por metástasis hematógenas por completo, entre sus características están que son de consistencia firme, su color puede variar de blanco amarillento a gris por completo, presenta una superficie granosa y
opaca en la piel.

Imagen relacionada

Causas en el Carcinoma

La capa superior de la piel se llama epidermis. La capa inferior de la epidermis es la capa de las células basales. Con el cáncer basal, las células de esta capa son las que se vuelven cancerosas en su totalidad. La mayoría de los cánceres de células basales se producen en la piel que regularmente está expuesta al sol o a otro tipo de radiación ultravioleta que producen el cáncer.

Este tipo de cáncer de piel es más común en personas mayores de 40 años en adelante, pero puede ocurrir en personas más jóvenes que han tenido exposición extensa del sol. El cáncer basal es casi siempre de crecimiento lento. En pocas ocasiones se disemina a otras partes del cuerpo que se ha detectado.

Usted es más propenso a contraer cáncer de células basales si tiene las siguientes causas que son:

  • Piel de color claro o pecosa por completo
  • Ojos azules, verdes o grises
  • Cabello rubio o rojo de genética
  • Sobre-exposición a rayos X u otras formas de radiación
  • Muchos lunares en todo su cuerpo
  • Parientes cercanos que tienen o han tenido cáncer de piel
  • Quemaduras solares múltiples y graves a comienzos de la vida
  • Exposición diaria al sol por tiempo prolongado (como la exposición al sol recibida por personas que trabajan al aire libre)

Síntomas en el Carcinoma

El cáncer de células basales normalmente crece lentamente y por lo general es indoloro en el cuerpo. Es posible que no luzca tan diferente de la piel normal. Usted puede tener un crecimiento o protuberancia en la piel que es las siguientes que son:

  • Nacarada o cerosa en su totalidad.
  • Blanca o rosada pálida.
  • De color carne o marrón.
  • Un parche de piel rojo y escamoso.
  • En algunos casos, la piel está solo ligeramente levantada o incluso plana.

Usted puede tener:

  • Una lesión cutánea que sangra fácilmente si se lesiona
  • Una llaga que no sana y que si sigue en la piel sin sanar
  • Puntos de supuración o costra en una llaga en al piel del cuerpo
  • Una llaga similar a una cicatriz sin haberse lesionado la zona
  • Vasos sanguíneos irregulares en o alrededor del punto
  • Una llaga con una zona deprimida (hundida) en el medio.

Imagen relacionada

Tipos de carcinomas

Los carcinomas se clasifican según su origen dentro de la carrocería. Los carcinomas comunes incluyen los siguientes presentes en el cuerpo:

Carcinoma de la célula básica

Como el tipo más común de cáncer de piel, el carcinoma de la célula básica se convierte de la capa inferior de la piel que mas se ha detectado, que se refiere de otra manera como la capa básica.

Este tipo de cáncer crece típica-mente a un régimen lento, de tal modo limitando su capacidad de extenderse a otras partes de la carrocería misma. Algunos de los síntomas de piel típicos asociados a un carcinoma de la célula básica incluyen los siguientes que son:

  • Abra los dolores
  • Remiendos rojos
  • Incrementos rosados
  • Topetones o cicatrices brillantes

Carcinoma de células escamosas

Como el segundo tipo común de cáncer de piel, el carcinoma de células escamosas es un cáncer de crecimiento lento que no se extiende generalmente a otros órganos en la carrocería de nuestro cuerpo.

Las áreas mas comunes de la carrocería afectada por el carcinoma de células escamosas incluyen la piel, el aparato gastrointestinal y las vías respiratorias donde mas se puede generar.

Carcinoma renal de la célula

Como el tipo más común de cáncer del riñón como se le ha denominado, el carcinoma renal de la célula comienza en los túbulos de los riñones. Estas células cancerígenas pueden continuar crecer, llevando a su capacidad de empeorar la función normal del riñón que puede afectar las salud de los demás órganos internos.

Carcinoma ductal invasor

Las células que crecen y residen dentro del guarnición de la tubería de la leche del pecho son afectadas por carcinoma ductal invasor por que es donde mas atacan las células. A medida que este cáncer continúa crecer, estas células cancerígenas pueden romperse a través de la pared de las tuberías de la leche e invadir a otras partes de la carrocería misma.

Imagen relacionada

Carcinoma ductal «in-situ»

El carcinoma ductal «in-situ» es el tipo más común de cáncer de pecho que se ha presentado. Mientras que esto puede ser verdad, estas células cancerosas siguen lindadas al guarnición de la tubería de la leche dentro del pecho, de tal modo evitando que la extensión de este cáncer escape las paredes de la tubería al tejido circundante del pecho mismo.

Como consecuencia, los pacientes con el carcinoma ductal «in-situ» tienen típica-mente buenos regímenes del pronóstico sobre diagnosis en su totalidad.

Carcinoma «in-situ» del diafragma urinario

El carcinoma «in-situ» del diafragma urinario se encuentra común en los fumadores masculinos entre la edad de 60-70 años edades que mas lo han presentado. Hay un índice de la repetición del 90% de este tipo de cáncer en la piel del cuerpo.

Carcinoma cervical «in-situ»

La diagnosis del carcinoma cervical «in-situ» sigue típica-mente la identificación de las células pre-cancerosas presentes en la capa superficial de la cerviz por completo.

Enfermedad de Bowen

La enfermedad de Bowen, que también se conoce como in si tu de carcinoma de células escamosas presentes en el cuerpo, se presenta típica-mente como resultado de la exposición del sol. Por lo tanto, las áreas mas comunes de la piel afectada por la enfermedad de Bowen incluirán la cara, los oídos, y el cuello mismo.

Cómo prevenir el cáncer (Carcinoma) con estos tratamientos naturales

La aparición de algunas células malignas es inevitable en el organismo, pero no llegan a convertirse en un cáncer si el organismo está equilibrado. La clave está en actuar sobre las células potencialmente tumorales y sobre las que las rodean, que conforman el micro-ambiente tumoral en todo el cuerpo.

1). Reduce los alimentos con un índice glucémico alto

La prevención y el tratamiento de todos los tumores comienza por disminuir la presencia en la dieta de alimentos con un índice glucémico alto evitarlos en su totalidad.

Este traduce la capacidad de los alimentos para incrementar rápidamente los niveles de azúcar en sangre y en consecuencia, de insulina en el torremte sanguineo. A mayor tasa de azúcar, más inflamación y más facilidad para el desarrollo de tumores en el cuerpo.

  • Hay que sustituir el azúcar, el pan, la pasta y el arroz blancos por sus versiones integrales y consumirlos en cantidades moderadas.
  • Al aumentar la ingesta de hortalizas y legumbres, alimentos ricos en fibra, se regula la tasa de azúcar.

2. Evita la proliferación de las células tumorales

Podemos crear condiciones para que las células tumorales no se multipliquen en el organismo. Sabemos que la inflamación, la acidez y la deficiencia de oxígeno la favorecen y que ciertos alimentos son beneficiosos a esos niveles a desarrollarlas por completo.

Imagen relacionada

  • Las crucíferas (todas las variedades de col), las hojas de color verde oscuro y el ajo son los alimentos que han probado un mayor efecto inhibidor sobre la proliferación cancerígena eliminando las células que provocan al cáncer.
  • Los vegetales ricos en carotenos, como zanahoria, boniato, tomate, caqui y albaricoque contienen pro-vitamina A y en algunos casos, licopeno, sustancias que inhiben la división de las células dañinas para el cuerpo.
  • Las isoflavonas de la soja (genisteína y daidzeína, entre otras) bloquean la estimulación de las células cancerosas por hormonas como estrógenos y testosterona. Estas isoflavonas se hallan en el tofu, el tempeh, el miso y los brotes de soja que mas lo contienen.
  • La combinación de té verde, soja y la cúrcuma resulta especialmente interesante al sumar efectos sobre diferentes mecanismos relacionados con la proliferación celular en su totalidad.

3. Alcaliniza tu dieta

El doctor Otto Warburg descubrió en 1931 que las células tumorales se desarrollan mejor en condiciones de baja disponibilidad de oxígeno circulando en el cuerpo. Esto ocurre en condiciones de acidez misma.

En alcalinidad, las células respiran mejor y a las cancerosas les cuesta sobrevivir en el organismo. Aunque el cuerpo goza de recursos para regular su grado de acidez, conviene evitar el exceso de alimentos acidificantes y preferir los alcalinos ya que contribuyen a la formación de células cancerígenas.

  • La dieta alcalina se basa en las frutas y las verduras que mas se ha recomendado, especialmente uva fresca, almendras, remolacha, zanahoria, apio, melón, pomelo, repollo, tomate y manzana beneficiosas para la salud del cuerpo.

4. Reduce la inflamación

En los tejidos inflamados hay compuestos químicos como el complejo proteico Nf-kB– que favorecen el crecimiento de las células tumorales en el organismo y no permiten una respuesta eficaz del sistema inmunitario que se ha detectado.

  • Una dieta en la que abunden el ajo, la cebolla y el puerro, el perejil y el apio, los cítricos y el romero producirá un efecto anti-inflamatorio natural por completo, gracias a la combinación de compuestos azufrados, anti-bacterianos y reguladores de los niveles de azúcar en sangre para una salud mas sana.
  • La cúrcuma es el anti-inflamatorio natural más potente. Mezclada con pimienta negra aumenta 2.000 veces su absorción que se ha comprobado. Al disolverla en aceite de oliva virgen extra o de coco también se potencia su acción por completo.
  • El jengibre es otro potente inhibidor de la proteína NF-kB muy beneficioso para todo el organismo.

5. Recurre a los antioxidantes

Los antioxidantes neutralizan los radicales libres presentes en el cuerpo, unos compuestos químicos muy reactivos que dañan las células, incluyendo su material genético, lo que puede transformarlas en cancerígenas que puede ser difícil de controlar.

Imagen relacionada

  • El té verde contiene gran cantidad de polifenoles para el organismo, como las catequinas con propiedades antioxidantes y desintoxicantes y que potencian la eficacia de la radioterapia por su propiedades curativas.
  • Los frutos rojos, como fresas, frambuesas o granadas, poseen ácido elágico y polifenoles en sus componentes. También son capaces de matar células enfermas en el organismo.
  • El chocolate negro, con un 70% de cacao como mínimo, es antioxidante gracias a sus niveles de proantocianidinas y polifenoles, que frenan el crecimiento tumoral en el cuerpo.

6. Elimina las células ya dañadas

La apoptosis es la palabra técnica que define un tipo de muerte desencadenada por señales celulares determinadas genética-mente en el cuerpo humano. Este mecanismo, que también se conoce como suicidio o muerte celular programada, es un recurso del cuerpo para eliminar células dañadas en el organismo.

La vitamina D3 es esencial para que ciertos genes desencadenen el proceso de apóptosis sobre las células tumorales. Se ha comprobado que los niveles bajos de esta vitamina se relacionan con la aparición de diferentes tumores en diferentes partes del cuerpo.

  • La principal fuente de vitamina D es el sol, pues la piel la sintetiza al recibir sus radiaciones solo por un tiempo leve.
  • En los alimentos, se encuentra en los champiñones y otras setas, sobre todo en las desecadas al sol en su totalidad.
  • Las coles, ricas en isotiocianatos, las uvas negras con resveratrol y la cúrcuma poseen actividad proapóptica para tratar las células cancerígenas. Hierbas como el romero, tomillo, orégano, albahaca y hierbabuena poseen terpenos de efecto similar para todo el organismo.