Saltar al contenido
Medinaturales

ARTROSIS DE RODILLA » Síntomas, Causas & Como Tratarlo

mayo 14, 2019

Artrosis De Rodilla

Las articulaciones son los componentes del esqueleto que permiten la conexión entre dos huesos
(como por ejemplo el codo, la rodilla, la cadera, etc.) y, por lo tanto, el movimiento. El cartílago
es el tejido encargado de recubrir los extremos de estos huesos y es indispensable para el buen funcionamiento de la articulación puesto que actúa como un amortiguador.

La artrosis provoca el deterioro del cartílago articular provocando que los huesos se vayan desgastando y aparezca el dolor. A medida que el cartílago va desapareciendo, el hueso reacciona y crece por los lados (osteofitos) produciendo la deformación de la articulación.

Ejercicios Para El Artrosis De Rodilla

Levantar la pierna en extensión (cuádriceps isométrico) Tumbados en el suelo, doblamos una rodilla manteniendo el pie en el suelo, mientras estiramos la otra pierna, con los dedos de los pies apuntando hacia el techo. Elevamos suavemente la pierna lo que podamos, tratando de mantenerla en el aire apretando los músculos del muslo, durante 5 segundos. Bajamos la pierna y volvemos a repetir el movimiento.

Sentados, flexionar rodilla y cadera Sentados rectos en una silla, levantaremos la punta del pie hacia arriba manteniendo la rodilla doblada. Después, elevaremos la rodilla y la mantendremos en el aire 5 segundos antes de volver a bajarla lentamente.

Estirar la parte posterior de la pierna: Podemos utilizar una silla para mantener el equilibrio. Flexionando una pierna, sin dejar que la rodilla se adelante más que el pie, echaremos la otra hacia atrás estirándola y manteniendo el talón apoyado en el suelo. Mantendremos esta posición durante 20 segundos notando cómo se estira la pantorrilla y después cambiaremos de pierna.

Puntillas También para este ejercicio podremos usar el respaldo de la silla como punto de apoyo. Con el cuerpo bien recto, nos pondremos de puntillas y mantendremos esta posición durante 5 segundos.

Equilibrio y apoyo sobre un pie El objetivo de este ejercicio es realizarlo sin apoyo, pero también se puede usar el respaldo de la silla para que resulte más fácil. Se trata de poner todo el peso sobre una pierna recta mientras levantamos la otra lentamente hacia atrás, flexionando desde la rodilla.

Tipos De Artrosis De Rodilla

CADERA
La artrosis de cadera consiste en el deterioro del cartílago de la articulación de la cadera. Es
bastante frecuente, aunque no tanto como la artrosis de rodillas o manos. Es propia de personas mayores, aunque puede aparecer antes de los 50 años, siendo excepcional en jóvenes. En la
artrosis de cadera el dolor se localiza en la zona de la ingle. En ocasiones, el dolor baja por la cara anterior del muslo y también puede doler la rodilla, lo que puede hacer pensar al paciente que el problema está en la rodilla.

CERVICAL
La artrosis cervical se produce cuando se lesiona o degenera el cartílago de las articulaciones
de la columna cervical. Es muy frecuente en personas mayores a 50 años y en muchas ocasiones
pasa desapercibida dado que no produce síntomas, siendo el síntoma más frecuente el dolor del
cuello. Además, los pacientes con cervicoartrosis suelen referir rigidez que dura poco tiempo y
mejora con el movimiento. En algunas ocasiones, la cervicoartrosis es asintomática y se diagnostica como un hallazgo al realizar radiografías de la columna cervical por otro motivo.

RODILLA
La articulación de la rodilla la forma el fémur, por una parte, y por otra, la tibia y el peroné.
Estas superficies están tapizadas por el cartílago articular. La artrosis de rodilla se caracteriza
por el deterioro paulatino de este cartílago y conduce a la aparición de dolor con la actividad física, incapacidad variable para caminar y permanecer de pie, así como a deformidad progresiva de la
rodilla.

En general, es propia de personas mayores, aunque puede aparecer antes de los 50 años,
siendo excepcional en jóvenes. Al igual que en otras zonas, los síntomas más frecuentes son
dolor, rigidez, deformidad y pérdida de funcionalidad. Es característico de la artrosis de rodilla
tener dolor y rigidez al intentar levantarse, después de estar un rato sentado. Este dolor y rigidez desaparecen inicialmente con los primeros pasos, pero reaparece tras caminar una distancia mas o menos variable. El dolor va cediendo poco a poco con el reposo.

MANO
La artrosis de mano se produce por un desgaste del cartílago de las articulaciones de la mano.
Suele producir dolor, rigidez, dificultad para mover los dedos y deformidad. La edad de inicio habitualmente es entre los 40 y los 50 años, aunque hay casos de comienzo más tardío. Es más
frecuente en mujeres, aunque puede presentarse en ambos sexos.

LUMBAR
La artrosis lumbar se produce cuando se lesiona o degenera el cartílago de las articulaciones de la columna lumbar, que está formada por cinco vértebras que se sitúan en la espalda, entre las costillas y la pelvis. La unión entre las vértebras contiguas se realiza mediante varias superficies articulares cubiertas por cartílago. Cuando ese cartílago se desgasta, se produce la artrosis lumbar. Se manifiesta con dolor, rigidez y limitación de la movilidad.

El síntoma más frecuente de la artrosis lumbar es el dolor de características mecánicas, esto es, que aparece con el movimiento y la sobrecarga lumbar y mejora con el reposo. Generalmente, el dolor se localiza en la propia columna lumbar, pero en ocasiones también puede producir dolor “irradiado”, es decir, localizado en zonas próximas como en la nalga o en la cara posterior y lateral del muslo. La artrosis lumbar también puede ser asintomática, es decir, no produce ningún síntoma y se diagnostica de manera fortuita al realizar radiografías lumbares por otros motivos.

Resultado de imagen para Artrosis De Rodilla

Síntomas Del Artrosis De Rodilla

Igual que en la artrosis que afecta a otras articulaciones, los síntomas más frecuentes son dolorrigidezdeformidad y pérdida de funcionalidad. Es característico de la artrosis de rodilla tener dolor y rigidez al intentar levantarse, después de estar un rato sentado. Este dolor y rigidez desaparecen inicialmente con los primeros pasos pero reaparece tras caminar una distancia mas o menos variable. El dolor va cediendo poco a poco con el reposo.

Causas Para El Artrosis De Rodilla

Las causas principales de la artrosis de la rodilla son:

  • Trauma durante actividades deportivas y recreativas
  • Sobrecarga por trabajo físico duro
  • Una deformidad congénita de las articulaciones
  • Trastornos metabólicos
  • Sobrepeso

La articulación de la rodilla une el fémur con la tibia. Los extremos de ambos huesos están cubiertos de cartílago y se mantienen unidos mediante una cápsula articular. Los músculos, ligamentos y tendones aseguran la estabilidad de la articulación de la rodilla.

Tratamientos Médicos Para El Artrosis De Rodilla

El diagnóstico de la artrosis de rodilla es sencillo. Se basa en el interrogatorio que realiza el médico al paciente sobre las características de los síntomas, seguido de una exploración de la articulación de la rodilla, con la evaluación de los movimientos de la misma.

El diagnóstico se confirma mediante la práctica de una radiografía de las rodillas, en las que el médico puede ver los signos inconfundibles y característicos de la artrosis.

Los análisis de sangre y las denominadas «pruebas reumáticas» son siempre normales en esta enfermedad.

Otras pruebas, como la resonancia magnética o el escaner, no son necesarias para diagnosticar una artrosis, salvo cuando se sospeche alguna complicación en la rodilla, u otra lesión de rodilla que no tenga que ver con la artrosis (una rotura de menisco, por ejemplo).

En ocasiones, es necesario realizar una artroscopia para tener una visión directa del problema.Resultado de imagen para Artrosis De Rodilla

Tratamientos Caseros Para El Artrosis De Rodilla

Los balnearios de aguas termales son excelentes para disminuir la frecuencia del dolor causado por la artrosis. Las aguas termales son ricas en minerales, razón por la cual son beneficiosas para el cuerpo. Muchos tratamientos naturales y no farmacológicos son acompañados de terapia en aguas termales.

Estas son excelentes para reducir el estrés y relajar la musculatura, lo cual es sumamente beneficioso para la salud y reducir la presión en las articulaciones.

Por su parte, los SPA cuentan con distintas técnicas de hidroterapia que, si bien no contienen el plus mineral que tienen las aguas termales, ayudan a reducir el estrés y la tensión muscular; principal responsable de los episodios de artrosis.

Hojas de Abedul Para El Artrosis De Rodilla

Las hojas de abedul son ricas en antioxidantes y contienen propiedades antiinflamatorias, razón por la cual son un remedio casero que puedes incorporar a tu dieta. Esto se debe a su gran cantidad de flavonoides y sales potásicas.

La manera de consumirlas es haciendo infusiones de té. Son recomendables dos tazas de té de abedul al día, mejor si la infusión es acompañada por cola de caballo e hinojo. La savia de abedul también es beneficiosa para tratar la artrosis y otros trastornos como la gota.

Aceite de semillas de Onagra Para El Artrosis De Rodilla

La onagra es una especie de flor excelente para tratar la artrosis, por su gran cantidad de antiinflamatorios. El aceite de sus semillas se obtiene a través de la presión en frío.

Una característica interesante de este aceite es que es compatible con los tratamientos farmacológicos para la artrosis, lo cual lo hace a prueba de efectos secundarios y reacciones desfavorables. Puedes consumirla en forma de perlas de aceite. La dosis recomendada son 6 gramos diarios.

Pimienta de Cayena Para El Artrosis De Rodilla

Se puede utilizar la pimienta de cayena para tratar de forma tópica la dolencia de artrosis. aplícala sobre la piel en forma de pomada y actuará sobre los receptores nerviosos de la zona afectada.

La cayena tiene propiedades antioxidantes, lo cual sirve para regenerar tejidos y evitar la acción de los radicales libres sobre las células del organismo. Sus propiedades antiinflamatorias se han probado tanto o más eficaces que las de cualquier medicamento tópico.

Hojas de Fresno Para El Artrosis De Rodilla

También se pueden hacer infusiones de té con hojas de fresno. El fresno tiene una gran cantidad de antiinflamatorios y es considerado un poderoso analgésico natural, ya que ayuda a aliviar el dolor persistente que ocasiona la artrosis.

Consume al menos tres tazas diarias de infusión de fresno para aliviar el dolor. Se puede combinar con abedul, confiriéndole los beneficios de ambas plantas a la infusión. El fresno se puede aplicar en compresas sobre la región afectada por artrosis.

Cola de Caballo Para El Artrosis De Rodilla

La cola de caballo es conocida tradicionalmente como la hierba más efectiva para combatir el dolor de músculos y articulaciones. Puedes preparar infusión de cola de caballo, o bien incorporarla como ingrediente a otras infusiones. Es recomendable consumir una taza de infusión de cola de caballo al día.

Compresas de agua fría y calientes Para El Artrosis De Rodilla

El cambio de temperatura en la región afectada puede estimular la relajación muscular. Utiliza compresas heladas por lapsos no superiores a 20 minutos y luego, puedes calentar la compresa y aplicarla tibia sobre la articulación afectada.

Esto causará gran relajación y la paulatina disminución del dolor. Algunos masajes profesionales para aliviar la artrosis se realizan utilizando aceites calientes y fríos en la zona afectada para causar mayor relajación.

Realizar ejercicios de bajo impacto Para El Artrosis De Rodilla

La actividad física puede ser beneficiosa para estimular y mantener la musculatura tonificada. Esto se traduce en una mejor calidad de vida y en una disminución exponencial de la tensión muscular. Si sufres de artrosis, una caminata diaria de diez a veinte minutos puede ser beneficiosa para tu salud. Manejar bicicleta te ayudará a tratar la artrosis de caderas y rodilla, en caso de tenerla.

Imagen relacionada

Consejos Para El Artritis De Rodilla

1.- Mantenga un peso corporal correcto.

La obesidad es una de las causas de la enfermedad, y además hace que esta progrese más rápidamente. Si está ud obeso o con sobrepeso, inicie algún programa dietético que le haga adelgazar; su médico puede ayudarle en este aspecto. No son necesarias dietas especiales, ni existen alimentos completamente prohibidos en esta enfermedad. Una dieta baja en calorías es suficiente

2.- Calor y frío.

En general, el calor es más beneficioso en la artrosis. Se puede aplicar de forma casera, con la esterilla eléctrica o la bolsa de agua caliente colocadas sobre la articulación dolorosa. Alivian el dolor y relajan la musculatura. En ocasiones, la articulación artrósica puede tener un intenso brote inflamatorio y, en esas ocasiones, es útil aplicar frío local mediante bolsas de hielo o baños fríos.

3.- Medicación.

Se dispone de muchos tipos de medicamentos que pueden ser beneficiosos en esta enfermedad. Existen analgésicos, antinflamatorios, geles y cremas, infiltraciones locales y fármacos que pueden evitar la progresión de la artrosis. Sin embargo, ha de ser su médico o reumatólogo el que decida, en cada momento de la evolución, cual es el adecuado para usted. No se automedique. Las terapias llamadas alternativas -como la acupuntura, osteopatía, hierbas..- no han demostrado su eficacia científicamente, pero si desea emplearlas, consulte antes a su médico para evitar problemas.

4.- Hábitos posturales.

Duerma en cama plana. Evite sentarse en sillones o sofás hundidos, y use sillas con respaldo recto, donde sus caderas y rodillas mantengan una posición natural y sus pies estén en contacto con el suelo.

5.- Ejercicio.

El ejercicio protege la articulación y aumenta la fuerza de nuestros músculos. Disminuir al máximo la movilidad, hace que la persona artrósica se convierta en dependiente de los demás. Es bueno caminar, ir en bicicleta y practicar la natación, pero los deportes de contacto o de gran sobrecarga física son menos recomendables. Existen también ejercicios específicos para cada articulación que esté afectada por la enfermedad; solicítelos a su médico o reumatólogo, y hágalos diariamente.

6.- Reposo.

No es contradictorio con el punto anterior. La artrosis es una enfermedad que cursa con periodos intermitentes de dolor, y durante las fases con mayor dolor el reposo relativo es beneficioso. También es bueno intercalar pequeños periodos de reposo durante las actividades de la vida diaria.

7.- Evite sobrecargar las articulaciones.

No coja pesos excesivos, procure no caminar por terrenos irregulares y no estar de pie excesivamente sin descansar. Use un carrito para llevar las compras. Si padece artrosis de rodilla o cadera, el empleo de un bastón para caminar disminuye la sobrecarga de esas articulaciones.

8.- Calzado adecuado. 

Si tiene usted artrosis lumbar, de caderas o de rodillas, debe emplear un calzado de suela gruesa que absorba la fuerza del impacto del pie contra el suelo al caminar. Esto también puede conseguirse con plantillas o taloneras de silicona que se colocan en el zapato. No use zapatos con tacón excesivo. Es preferible emplear zapato plano o con un ligero tacón.

9.- Balnearios.

Los balnearios aplican aguas mineromedicinales, generalmente termales, para el tratamiento de la artrosis. Con ello consiguen mejorar el dolor y relajar la musculatura contracturada. Los llamados centros SPA (salud por el agua) realizan tratamientos estéticos y de relax mediante el uso de agua que, sin embargo, no tiene características mineromedicinales como la de los balnearios. Ambas formas pueden ser útiles en la artrosis.

10.- Mantenga una actitud positiva.

La artrosis, a pesar de todo, permite mantener una vida personal y familiar completa, con muy escasas limitaciones. En los casos más avanzados y de peor evolución, existen tratamientos quirúrgicos que pueden solucionar el problema. La artrosis per se no afecta la vida y los progresos en su investigación y tratamiento son continuos.

Prevención Del Artrosis De Rodilla

La principal medida que tienen que tener en cuenta los grupos de riesgo para prevenir el desarrollo de la enfermedad es llevar una dieta sana y equilibrada, como la dieta mediterránea, realizar ejercicio físico de forma moderada, actividades que sean acordes a la edad y el estado físico actual de la persona y evitar la obesidad.

También conviene limitar el esfuerzo físico intenso, como cargar objetos pesados o las actividades laborales que implican sobreesfuerzo.

Por otro lado, los expertos recomiendan que las personas sean cuidadosas al practicar deportes de contacto, como el fútbol o el rugby, ya que no están recomendados para los pacientes con artrosis. El motivo es que estos deportes son uno de los factores que pueden desencadenar la enfermedad. De hecho, muchos futbolistas padecen artrosis de rodilla debido a las lesiones que han sufrido en el menisco.

En caso de tener la enfermedad deben evitar los movimientos que producen dolor, sin llegar a inmovilizar la zona.

Faces De La Artrosis De Rodilla

  • Artrosis de rodilla primaria: está muy relacionada con el envejecimiento y con la genética, y va ligada al desgaste de las diferentes partes que forman la rodilla (los huesos la membrana sinovial y el cartílago).
  • Artrosis de rodilla secundaria: se suele producir por una lesión previa, como pueden ser una fractura o una lesión de ligamentos. Suele afectar a deportistas y a personas obesas, ya que el sobreesfuerzo que exigen a sus rodillas es elevado.

En este caso la enfermedad afecta a las partes interna y/o frontal de la rodilla provocando dolor cuando se realiza un esfuerzo. Como consecuencia de este dolor y por la evolución degenerativa de la enfermedad el paciente puede tener cojera si la enfermedad avanza a un estadio avanzado. En este tipo de artrosis el movimiento de la articulación suele causar chasquidos.

Imagen relacionada

Origen

No se sabe. La causa de la artrosis de rodilla igual que el resto de tipos de artrosis, se cree que es la consecuencia de una suma de factores genéticos y ambientales. Entre los factores ambientales que aumentan el riesgo de padecer artrosis destacan la edad (a mayor edad más probabilidad de tener artrosis), determinadas ocupaciones o actividades laborales y el excesivo ejercicio físico. Otras veces la artrosis de rodilla se produce como resultado de una lesión o anomalía previa de la articulación tales como lesiones de los meniscos, de los ligamentos o del hueso articular, tras fracturas óseas intraarticulares.